Policiales Miércoles, 13 de junio de 2018

Caso Carleti: cruentos detalles de cómo fue asesinada la empresaria

Kevin Guerrero, uno de los imputados por el crimen de la empresaria, relató cómo mató a la mujer de 50 puñaladas.

"-¿Pero, quién mató a la vieja?

-Yo, yo fui y la maté... Apenas salí de la cana mi viejo me dijo que el Leonardo iba y lo llamaba por teléfono y le decía: Juan Carlos, tenemos que hablar de trabajo. Y él le dice 'bueno, puede pasar por mi casa', y él iba hasta mi casa y yo lo veía y todo al chabón. Y me dice mi viejo 'recién viene el Leonardo porque quiere que maten a la Norma'.

-¿A la Norma?

-A la esposa, a doña Norma, y me dice 'vos no sabés de un amigo tuyo, alguien para que vaya y la ponga. Hay esa plata ($300.000), pero aparte si la matan a mí me va a dar más', dice mi viejo".

Así comienza el audio en el que se escucha a Kevin Guerrero (21), imputado por el crimen de la empresaria Norma Carleti, relatar cómo se organizó el asesinato que -dijo- fue a pedido de Leonardo Hisa, ex pareja de la empresaria y hoy acusado de femicidio luego de que el audio se incorporase al expediente.

Allí el joven le revela a otro convicto que el ex legislador tunuyanino le había ofrecido a su padre, Juan Carlos Guerrero, hacer de intermediario para conseguir al sicario que acabase con la vida de Norma. Eso le valió al ex empleado de Hisa la imputación de partícipe necesario en femicidio y homicidio agravado por la promesa remuneratoria. También su pareja, Susana Hurtado, quedó acusada de partícipe secundaria en el mismo crimen.

Si bien los abogados defensores de Leonardo Hisa y del mismo Kevin Guerrero le bajaron el tono al contenido del audio y, es más, aseguraron que fue grabado bajo amenaza, al escucharlo se lo percibe a Guerrero muy tranquilo, distendido, como quien cuenta una proeza de la que se siente orgulloso protagonista. Tan cómodo se lo escucha que la conversación dura 51 minutos.

En el audio, Guerrero detalla que el crimen pudo concretarse en el momento en que se iba a casar un hijo de Hisa, para que el empresario tuviese una indiscutible coartada, pero se frustró porque no estaba el sicario y se pospuso un par de semanas.

"Ahí viene mi viejo y me dice, 'ahí vino el Leonardo y quiere que la pongamos ahora porque ya mañana firman los papeles (del divorcio)', y yo le dije 'no sé papi... Yo ni idea. Yo si pudiera ir voy'. Ahí se metió para adentro y se fue a dormir, y a la noche fui y la puse yo", dice Guerrero a modo del prefacio del crimen y detalla:

-"Yo iba con mi fierro, un 22 Jaguar de 8 tiros. '-¿Pero si tiene puñaladas la vieja?' -Sí pero la vieja salió con un cuchillo, ella agarró el cuchillo y cuando agarró el cuchillo yo se lo agarro; si mirá ahí tengo dos puntitos, me metió dos puñaladas la vieja. Y cuando me dio las puñaladas, la agarro de la mano y se la pongo en la boca, y me mordía. Y con esta le agarré el cuchillo, dejé el fierro arriba de la mesa, le torcí la mano y me quedé el cuchillo y le hice frack acá, se lo saqué y se lo quise volver a meter y se dobló. Ahí saqué otro y le seguí dándole. Ahí se quedó tirada, me fui para adentro y escuché los vecinos, me pego la vuelta y vi que la vieja pedía auxilio, ahí no sé que le pegué un cachazo, no sé qué le di y le dije cerrá el orto que tengo gente afuera de la casa del Lucio (el hijo de Carleti e Hisa) y del Germán (hijo de Norma), así es que ya dame la plata y me decía que sí, que me daba la plata, pero que le dijera quién me había mandado", se escucha desde el minuto 19 en adelante.

El interno que graba la conversación fue identificado como Carlos Albornoz y si bien se percibe un sobreactuado interés sobre los detalles del crimen, no hay constancia de que intentara usarlos para extorsionar a los acusados o para venderlo.

----> El audio y el video que complican a Hisa.

Más noticias