Policiales Lunes, 18 de junio de 2018

Cárcel o libertad: Salgado ante una nueva encrucijada

La Segunda Cámara del Crimen de San Martín anuncia la sentencia en cuatro causas contra el ex intendente.

El ex intendente de Santa Rosa vuelve a enfrentar su hora más difícil. En el banquillo de los acusados, sabrá si vuelve a la cárcel, donde ya estuvo preso ocho meses, o sigue en libertad.

La Justicia de San Martín anunciará este lunes a las 9, la sentencia por las cuatro causas en la que se juzga al ex jefe comunal por distintos hechos de corrupción y otros delitos.

No será la última vez que Salgado, preso o en libertad, deba volverse a sentar en el banquillo. Aun tiene pendiente una investigación en su contra que no ha llegado a juicio, y es por la emisión de unos 400 cheques de la Municipalidad de Santa Rosa, de los cuales una treintena los cambió en una financiera y sobre los que la fiscalía, nunca pudo saber que destino les dio.

Por el caso de los cheques, Sergio Salgado estuvo prófugo y terminó preso, acusado del delito de asociación ilícita por el que se paga hasta 10 años de cárcel, quedando ocho meses tras las rejas en prisión preventiva.

Pero la Suprema Corte de Justicia mandó a pique aquella imputación, tras explicar que no se daban los requisitos para probar que el ex intendente había incurrido en el delito de conformar una banda organizada para delinquir desde las entrañas mismas del Estado.

Con esa decisión, lo puso en libertad mientras se seguían tramitando el resto de las causas penales que había en su contra.

Lo que se define

Hay cuatro por las que Sergio Salgado recibirá sentencia de parte de la Segunda Cámara del Crimen y si hay una nueva condena, esta podría ponerlo en prisión.

Estas son por los delitos de concusión (exigencia de coimas), relacionado con el caso de la recaudación de la playa de estacionamiento de La Salada; malversación de fondos públicos, por los caudales recibidos para la planta de destete animal que la fiscalía asegura que nunca montó; administración infiel, por la confección de facturas falsas y la emisión de cheques para comprar insumos a un lubricentro que nunca fue proveedor del municipio; y por desobediencia judicial, por ignorar una serie de requerimientos de la Fiscalía de Estado.

Tras los alegatos en el juicio oral y público que culmina este lunes, el fiscal Sebastián Capizzi, reclamó cinco años de cárcel para el ex intendente.

El tribunal, podrá condenarlo por lo que pide la fiscalía, podrá hacerlo por una pena menor a la solicitada o podrá declararlo inocente.

En caso de que lo condene, podría enviarlo preso o dejarlo en libertad, a la espera que la sentencia pase todas las etapas de revisión y quede finalmente firme y confirmada por los tribunales superiores.

Sin embargo, como Salgado ya cumplió por anticipado ocho meses de prisión, ese lapso de tiempo debe ser tenido en cuenta al momento de la condena.

Toda persona condenada a tres años de cárcel con cumplimiento efectivo, recupera su libertad tras pasar ocho meses en prisión, momento en que es liberada porque la ley le otorga el beneficio de la libertad condicional, que exige un estricto régimen de conducta que no debe violar bajo pena de volver a la cárcel.

Si el tribunal lo condenara a cinco años como pide la fiscalía, el ex intendente tendría (cuando lo disponga la Justicia) que volver a prisión porque el mínimo de encierro, en ese caso, no es de ocho meses sino de tres años y tres meses para acceder a la libertad condicional.

A medida que las penas se elevan, el Código Penal establece que para acceder a la libertad condicional, el acusado deberá cumplir los dos tercios de la condena.

Con una sentencia de 5 años, los dos tercios suman tres año y tres meses, es decir 39 meses de encierro. Como el ex intendente ya cumplió ocho meses por anticipado, estos deben restarse quedando en 31 meses, lo que se traduce en dos años y siete meses de cárcel que debería cumplir .

Pero si la sentencia fuera de tres años de cumplimiento efectivo, Salgado ya tendría la condena cumplida por aquellos ocho meses que estuvo preso, con lo cual no debería volver a la cárcel bajo ningún punto de vista.

No obstante, otro condimento se agrega a estas cuentas y es que el ex intendente ya está condenado por lesiones contra su ex esposa, a seis meses de prisión en suspenso, esto quiere decir que la pena está latente pero no se aplica.

Si hoy recibe una nueva condena, la pena de los seis meses, cuya ejecución está suspendida (por eso se llama condena en suspenso) deberá ser activada por el tribunal.

Los jueces deberían entonces unificar a la nueva condena de hoy con la que recibió Salgado por lesiones para que cumpla ambas.

En todos los casos, si lo condena a al ex jefe comunal es de mas de tres años y medio de cárcel, este deberá volver al penal a cumplir como mínimo entre 15 y 20 meses pendientes.

Su única posibilidad es conseguir la inocencia, o que la Cámara lo mantenga en libertad a la espera de que la decisión quede firme.

Más noticias