Policiales Viernes, 23 de junio de 2017

Avances en la causa por los abusos sexuales en el Próvolo: declarará una nueva víctima

También lo hará por tercera vez la monja japonesa Kumiko Kosaka. El 7 de julio: audiencia clave.

La próxima semana será de vital importancia en la megacausa que investiga los múltiples abusos sexuales a alumnos hipoacúsicos del instituto Antonio Próvolo de Luján de Cuyo. Desde el lunes, los investigadores tendrán una serie de medidas importantes para los expedientes.

En orden cronológico, el lunes se realizará una inspección ocular en el establecimiento ubicado en calle Boedo. Esta medida fue solicitada por los abogados de las víctimas. Si bien no es la primera vez que se realiza, en esta ocasión quedará registrada a través de filmaciones, según adelantaron fuentes judiciales.

El punto más importante, que hasta el momento no tiene fecha exacta pero se espera que ocurra la semana que viene, será la declaración la víctima número 18 del caso. Se trata de un joven que actualmente es mayor de edad pero era niño cuando ocurrieron los ataques sexuales. Informantes ligados a la causa adelantaron que habría sufrido abusos sexuales por parte de personas que ya están imputadas en la causa.

Kumiko declarará por tercera vez.
Kumiko declarará por tercera vez.

Por otro lado, la monja Kumiko Kosaka (42) decidió ampliar su declaración. Será la tercera vez que la japonesa brinde su versión ante el fiscal departamental Gustavo Stroppiana. Ya lo había hecho el 4 de mayo -demoró 9 horas- y cinco días después -aceptando pregunta de los querellantes-. Todavía no hay fecha para esta nueva declaración.

También se sumarán nuevas versiones de testigos propuestos por los abogados defensor de Kosaka. Se trata de personal del establecimiento educativo y personas que residen en barrios aledaños.

Corbacho se negó a las pruebas de ADN.
Corbacho se negó a las pruebas de ADN.

Más allá en el tiempo, el próximo 7 de julio se realizará una audiencia clave ante la jueza de Garantías Patricia Alonso. Es que los investigadores quieren extraerle sangre a los cinco hombres imputados -los curas Nicola Corradi (82), Horacio Corbacho (56), y los empleados José Luis Ojeda (50), Armando Gómez (46) y Jorge Bordón (50) - para cotejarlos con rastros de semen hallados de en la ropa interior de una víctima. Los sindicados se opusieron a esta medida y ahora será la magistrada quien resuelva el incidente.

Más noticias