Ahora sí, tras varios meses de espera, comenzó a cerrarse el círculo investigativo por el asesinato en un prostíbulo ubicado en pleno centro que tuvo como víctima fatal a Marcos Figueroa (36). La última prófuga por el hecho de sangre ocurrido a fines de mayo pasado.

Fernanda Álvarez Díaz se presentó en una comisaría el viernes pasado. Lo hizo con asistencia de un abogado. Quedó a disposición de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos quien inmediatamente la imputó por homicidio criminis causa -arriesga prisión perpetua-. Al día siguiente, fue trasladada a la penitenciaría.

Te puede interesar...

Según sostiene la pesquisa, toda la banda delictiva se juntó en la propiedad de Álvarez minutos antes de dirigirse a cometer el crimen en Ciudad. La joven estaba identificada desde hace varios días pero las autoridades no podían dar con su paradero.

Su situación es similar a la de un adolescente de 17 que también se entregó hace un mes, quien está señalado como el autor del disparo que terminó con la vida de Marcos Figueroa.

De esta forma, el caso tiene a sus seis presuntos autores a disposición de la Justicia. Martín Ezequiel Saravia (20), Sofía Camila Ibarra (20) -había brindado servicios sexuales meses atrás en el lugar- y Fernanda Álvarez están alojados en el penal. El resto de los sospechosos son menores de edad.

Crimen en Ciudad

La hipótesis fiscal sostiene que cerca de las 14.30 del 31 de mayo pasado, dos remises llegaron hasta el edificio ubicado en calle Patricias Mendocinas al 743, a metros de la esquina con Colón. Allí funciona un prostíbulo.

Dos menores de edad, Saravia y otro sujeto ingresaron al lugar. Amenazaron a los presentes y sustrajeron un bolso y algunos otros elementos. Cuando huían, Figueroa enfrentó a uno de ellos y terminó con un disparo en la cabeza.

Los agresores se volvieron a subir a los autos, donde estaban Camila Ibarra y otra joven -también prófuga- y huyeron del lugar.