Un hombre de 38 años fue encontrado muerto en su departamento de pleno centro mendocino. Fue hallado por su hermana, quien dijo que desde el sábado no iba su trabajo, en una pescadería Mellino, del Mercado Central. El lugar estaba todo revuelto y había manchas de sangre por todos lados. La víctima estaba debajo de una mesa.

Miguel Grimalta, de 38 años, fue encontrado muerto pasadas las 16.30 del martes por su hermana, quien fue a su departamento de calle Godoy Cruz al 276, casi esquina con calle Patricias Mendocinas, en la Ciudad de Mendoza. La principal hipótesis de los investigadores es que el crimen fue cometido por un conocido.

La escena era de película de terror

El departamento estaba todo revuelto y desordenado, y además, había manchas de sangre por todos lados, en las paredes, en el piso, en los muebles. Miguel Grimalta estaba muerto en posición fetal debajo de una mesa.

Una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado llegó hasta el lugar, pero el médico solo pudo constatar que Grimalta estaba muerto.

La hermana de la víctima indicó que desde el sábado no sabía nada de él, y lo más extraño era que no había ido a su trabajo en la pescadería Mellino, ubicada en el Mercado Central, a muy pocas cuadras de su casa.

Policía Científica trabajó en el departamento e indicó que la víctima llevaba muerta más de un día, debido a la rigidez del cuerpo. Además, señalaron que tenía varias heridas cortantes en la espalda, en la axila y un fuerte golpe en la cabeza, además de otras marcas de golpes en el resto del cuerpo.

Estimaron que luego de quedar muy mal herido, Grimalta caminó por su departamento y por eso las manchas de sangre que quedaron esparcidas por todos lados.

Los peritajes en el lugar continuarán durante este miércoles para encontrar rastros o huellas que lleven a los investigadores a encontrar al autor del crimen.

Seguir leyendo