Un bebé de 8 meses fue herido en la cabeza con un tenedor. Según argumentó la familia, el cubierto voló accidentalmente durante una discusión y se le clavó al niño, quien fue sometido a una cirugía el pasado miércoles en el Hospital de Niños de Córdoba. Una mujer policía, a cargo de la consigna policial de la sala donde está internado el bebé, lo amamantó para alimentarlo.

Yamile Mitlacher es la mujer que desinteresadamente está ayudando a alimentar al bebé. "Me mandaron de la dependencia a cuidarlo. Estuve desde las siete de la mañana hasta las dos de la tarde. Desde el primer momento noté que estaba incómodo, inquieto y que necesitaba tomar el pecho", comentó la mujer policía al diario La Voz del Interior.

Te puede interesar...

Fue entonces cuando instintivamente decidió darle el pecho, como lo hace con su hijo de un año.

"Él necesita a su madre, pero mientras me manden a cuidarlo voy a volver, no me importa. Yo me voy a pegar a él y él se va a pegar a mí", afirmó la mujer.

Cómo está el bebé

El niño llegó al hospital con "un tenedor en la zona témporoparietal izquierda". El director del Hospital de Niños de Córdoba, Juan Ledesma, informó a El Doce que el tenedor atravesó los huesos del cráneo y llegó a toca el cerebro del bebé pero no "áreas nobles".

Pasó una neurocirugía y evoluciona favorablemente.

Según contaron los familiares, el tenedor "voló" durante una discusión familiar y se le clavó al niño que estaba durmiendo. Sin embargo, la doctora que fue la primera en llegar al domicilio para asistirlo, aseguró en Radio Suquía que considera que "ese tenedor no voló".

Mientras se investiga la agresión, fueron imputados la madre y el tío del bebé y pesa sobre ellos una prohibición de acercamiento.

El menor se encuentra bajo custodia de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF).