Una mujer es buscada por la Justicia para imputarle el delito de maltrato animal, luego de más de 20 denuncias en las últimas semanas sobre una casa del barrio Unimev, en Guaymallén, donde tenía varios perros encerrados, sin agua ni alimento, rodeados de mugre y de sus propios excrementos. Indicaron que este problema viene hace años, y que ya habían rescatado más de 20 animales.

Ocurrió en una casa de calle Adolfo Calle al 3200, casi esquina Ponce, prácticamente al lado de una llamativa farmacia ubicada en esa esquina. En la mañana de este viernes, se realizó el operativo, donde rescataron a tres perros que estaban en un total estado de abandono, y aterrados con el contacto humano.

maltrato animal barrio unimev guaymallen 2.jpg
La Policía hizo el allanamiento en la mañana del viernes en la casa del horror.

La Policía hizo el allanamiento en la mañana del viernes en la casa del horror.

Varios vecinos denunciaron durante décadas las malas condiciones en que la mujer vivía, especialmente por los olores nauseabundos que salían de allí y se introducían en las demás casas aledañas.

Pero a pesar de esto, nunca pasó nada. Los vecinos señalaron que hacía tiempo que la dueña del lugar no vive allí, pero, inexplicablemente aún, junta perros y gatos y los encierra en esa casa.

maltrato animal barrio unimev guaymallen 3.jpg

Hace algunos años, una proteccionista de animales que estaba al tanto de esta situación, con la ayuda de más personas accedieron hasta el patio de dicha vivienda e hicieron un pasamanos para sacar cerca de 20 perros que estaban allí abandonados.

maltrato animal barrio unimev guaymallen 4.jpg

Por eso, ahora había un gran temor a que nuevamente la mujer hubiese coleccionado esa cantidad de animales.

Hace unas semanas vieron desde una ventana que los perros se atacaban entre ellos por una rata que cazaron para alimentarse.

maltrato animal barrio unimev guaymallen 8.jpg

Eveling, quien detectó que había al menos tres perros, fue quien hizo la denuncia por las redes sociales, tuvo mucha repercusión, y luego la realizó en la fiscalía, a la que se sumaron las de los vecinos que estaban atormentados y cansados de la situación.

Personal de Zoonosis y de la Municipalidad de Guaymallén constataron la situación y finalmente llegó la autorización para hacer el allanamiento.

Al entrar, los tres perros se escondieron, asustados de la presencia de las personas, por lo que debieron buscar por las habitaciones y se encontraron con la casa del horror. Caca de animales por todos lados, olor a podrido, suciedad, además de capas de telas de araña que se notaba que están allí hace años.

maltrato animal barrio unimev guaymallen 6.jpg
Los rescatistas que se llevaron a los tres perros de la casa de Adolfo  Calle al 3.200, del barrio Unimev, de Guaymallén.

Los rescatistas que se llevaron a los tres perros de la casa de Adolfo Calle al 3.200, del barrio Unimev, de Guaymallén.

La salud de los perros

Son tres machos que fueron rescatados por la joven, que si bien no pertenece a ninguna organización animal, tiene 12 perros en su casa, los cuales rescató de la calle y les dio un hogar.

Lo primero que hizo con los tres que sacó de esa casa del horror fue llevarlos a una veterinaria, donde el especialista indicó que les faltan dientes, tienen marcas de haberse peleado y mordido entre ellos, además de estar llenos de garrapatas y pulgas, con una gran dermatitis, y olor putrefacto.

maltrato animal barrio unimev guaymallen 7.jpg

Además, no bajaban la guardia por no entender lo que las personas hacían con ellos, ya que evidentemente no están para nada acostumbrados al contacto humano.

A pesar de todo esto, Eveling se los llevó a su casa, buscó materiales y elementos para hacer una división y así mantenerlos separados de los otros perros, ya que pueden originarse peleas.

"Los bañé a los tres, pero no me dejaban que los tocara, hasta que en un momento se relajaron un poco. A uno le tuve que poner un collar de ahorque porque se comió todas las correas que le puse", relató la salvadora.

maltrato animal barrio unimev guaymallen 5.jpg

Uno de los perros es joven, no tendrá más de 2 años, y creen que nació dentro de esa casa de una perra que estuvo antes. Los otros dos son más grandes, calculan que unos 6 años.

La rescatista espera poder conseguirles casa, aunque advirtió que quien los adopte tiene que saber que les llevará tiempo adaptarse.

Acusación

Mientras tanto, la Justicia busca a la dueña de la casa, ya que el fiscal de la causa Mauro Perassi debe imputarla por maltrato animal por la Ley Sarmiento, que es la única acusación que le cabe a pesar de la atrocidad que cometió.

Además, quieren constatar que en el lugar donde vive actualmente no tiene más animales encerrados y en mal estado.

Temas relacionados: