Los investigadores buscan afianzar la investigación por el crimen en Las Heras de Osvaldo Peñaloza, el jubilado baleado en un asalto. Uno de los sospechosos ya se encuentra con prisión preventiva y ahora esperan que ocurra lo mismo con el segundo detenido del caso.

Este miércoles se realizó una audiencia donde la Fiscalía de Homicidios consideró que hay pruebas suficientes para sostener la privación de la liberta de Adrián Ezequiel Barrón, quien está imputado por homicidio criminis causa -matar para ocultar el asalto- y arriesga una pena de prisión perpetua.

Desde el lado contrario, los abogados defensores argumentaron que las evidencias no alcanzan a justificar el dictado de la prisión preventiva, según comentaron fuentes judiciales.

La jueza Mirna Montaldi estableció un cuarto intermedio para resolver la situación de Barrón en los próximos días. Si le da la derecha a la Fiscalía, el joven será el segundo sospechoso que tiene prisión preventiva en la causa, sumandosé a Brian López Montenegro (24). En tanto que los pesquisas buscan capturar a un tercer cómplice del hecho de sangre.

Don Peñaloza.jpg
Osvaldo Peñaloza fue baleado en su casa de Las Heras.

Osvaldo Peñaloza fue baleado en su casa de Las Heras.

Crimen en Las Heras

En las últimas horas del 17 de enero pasado, el jubilado de 68 años se encontraba en su casa ubicada en la manzana F del barrio Plumerillo Norte. Algunas detonaciones irrumpieron la serena noche. Las balas impactaron en la espalda del Tata Peñaloza, quien cayó malherido al suelo. Tres días después murió en una cama del Hospital Lagomaggiore a causa de las graves heridas que sufrió en su tórax. Para el fiscal Carlos Torres, los delincuentes ingresaron a su casa y le sustrajeron dos teléfonos celulares, al menos. Como Osvaldo Peñaloza intentó ofrecer resistencia, terminó baleado.

Dos días después del fallecimiento de la víctima, Brian López fue detenido. En tanto que el 5 de abril pasado también fue capturado Adrián Barrón.

Seguir leyendo