Tragedia con 6 víctimas fatales

Accidente en La Pampa: autoridades judiciales creen que el Toyota se habría cruzado de mano

El Toyota que impactó de frente al Citröen C3, donde murieron todos los ocupantes, habría venido en contramano por la ruta 188 de La Pampa. No hay registros de frenadas ni derrapes, indicaron

Un choque frontal entre dos vehículos que circulaban por la ruta 188, en La Pampa, enlutó a varias comunidades mendocinas, ya que ambos autos provenían de nuestra provincia y como consecuencia del accidente murieron seis personas. Según los informes judiciales pampeanos, los indicios apuntan a que el Toyota Corolla circulaba por la mano contraria al momento del brutal impacto contra el Citröen C3.

En el Citröen C3 viajaba Yemina Burgoa y Carlos Rípoli, junto a un adolescente de 16 años, y dos niños de 11 y 5, oriundos de Las Heras, donde todos fallecieron. El otro, el Toyota Corolla, era conducido por el piloto de helicópteros Pablo Slavick, quien se dirigía de vacaciones a las playas de Necochea con sus tres hijos, donde la menor, de tres años, fue la sexta víctima de la tragedia.

Pablo Slavick vive en Maipú, y en el momento del choque viajaba junto a la menor de tres años fallecida, un nene de nueve años que está internado grave, al igual que su padre, en terapia intensiva de distintos nosocomios; y un adolescente de 14 cuyas lesiones lo dejaron fuera de peligro.

Los familiares de Burgoa y Rípoli se disponían a traer de retorno a Mendoza los cuerpos de la familia malograda este domingo, para darle sepultura.

El Toyota chocó en la mano contraria

"Todo parecería indicar que el Toyota Corolla circulaba por el carril contrario", señalaron al diario La Arena fuentes judiciales a cargo de la investigación del incidente ocurrido pasadas las 19 del viernes 14 de enero. El Toyota viajaba de de Oeste a Este, y el Citröen que era manejado por Yemina Burgoa lo hacía en sentido contrario, retornando a Mendoza.

También el peritaje a cargo de la Agencia de Investigación Científica (AIC) confirmó que el impacto se produjo sobre el carril por donde circulaba Burgoa, y que no hay registro de frenadas ni derrapes, lo que hace suponer que la mujer que vivía en Las Heras, no pudo ver al auto que se le venía encima, y que por la hora, tenía el sol en contra y a baja altura en el horizonte.

Según los informes judiciales, "no hay testigos presenciales". También se declaró que "en principio se descarta la actuación de un tercer vehículo involucrado porque es una colisión frontal entre dos vehículos", y se aseguró que el tramo de la ruta 188, en el kilómetro 465, tiene la calzada en perfectas condiciones.

pablo-slavick.jpg
Pablo Slavick era el conductor del Toyota Corolla siniestrado. Este piloto que trabaja en el Gobierno de San Juan viajaba con sus tres hijos. La nena de tres años falleció de camino al hospital, y Pablo y su hijo de nueve años están en terapia Intensiva en estado delicado. El otro hijo, de 14 está internado también, pero estaría fuera peligro.

Pablo Slavick era el conductor del Toyota Corolla siniestrado. Este piloto que trabaja en el Gobierno de San Juan viajaba con sus tres hijos. La nena de tres años falleció de camino al hospital, y Pablo y su hijo de nueve años están en terapia Intensiva en estado delicado. El otro hijo, de 14 está internado también, pero estaría fuera peligro.

Quién es quién

El conductor del Toyota es Pablo Slavick de 40 años, domiciliado en Maipú. Es piloto de helicópteros, fue integrante del Ejército Argentino egresado del Colegio Militar de la Nación y estuvo destinado en El Palomar, Buenos Aires. Actualmente se desempeña como piloto en la Dirección Provincial de Aeronáutica del Gobierno de San Juan.

La conductora del auto que sufrió las peores consecuencias era Yemina Soledad Burgoa, quien falleció exactamente un mes antes de cumplir los 41 años. Era una activa colaboradora de la Iglesia La Alameda (primera iglesia Bautista de Mendoza), donde era voluntaria y colaboradora activa. Estaba casada con Carlos Sebastián Rípoli (40) desde 2014, con quien tenía tres hijos, dos varones de 16 y 5, y una nena de 11 años. Todos fueron víctimas fatales del incidente en La Pampa.

Yemina era maestra de nivel primario en la escuela Pablo Besson, donde ellas también estudió y que tiene relación con la iglesia y la familia vivía en el Segundo Barrio Cementista, de Las Heras.

yemina-burgoa.jpg
Mucho dolor causó la muerte de Yemina Burgoa y toda su familia. Toda la comunidad de la Iglesia Bautista La Alameda lo reflejó en las redes sociales.

Mucho dolor causó la muerte de Yemina Burgoa y toda su familia. Toda la comunidad de la Iglesia Bautista La Alameda lo reflejó en las redes sociales.

La comunidad de la iglesia bautista expresó su profundo dolor por la desaparición física de la muy querida familia en las redes sociales. Desde la propia iglesia informaron que estaban avocados a apoyar a los familiares de Yemina y Carlos y que este domingo se organizaban para traer los cuerpos de los infortunados, trámite que llevará más de una semana.

"Ellos eran una familia maravillosa, muy querida en la comunidad. Siempre estuvieron muy involucrados con la iglesia, colaborando", señaló Javier Martínez, colaborador de la congregación bautista.

Una colecta para el traslado de los cuerpos

"Ha sido un golpe tremendo y sorpresivo. Estamos tratando de dar apoyo espiritual a la familia. Los padres de Yemina viven desde hace años en Canadá, y han dispuesto viajar de inmediato. Los padres de Carlos son muy humildes, y además del apoyo moral, estamos trabajando para juntar dinero para sufragar los gastos del traslado de los cuerpos", señaló Martínez.

Para esta colecta, la golpeada comunidad ha abierto una cuenta bancaria para que depositen los aportes solidarios. el CBU es: 0110628820062802157674 Alias: iglesia.alameda.bna

Martínez aconsejó además, que una vez que se haga el aporte, se envíe un whatsapp a 2615178081 o escribiendo a finanzas@primeramendoza.com.ar mencionando simplemente el importe para llevar un control.

Temas relacionados: