Diario Uno > Policiales > Abuso en manada en Tunuyán

Abuso en manada en Tunuyán: se desmorona la acusación contra los detenidos

La Fiscalía no sostuvo la detención de los dos jóvenes acusados por el abuso en manada en Tunuyán y en los próximos días se definirá si salen del penal

Hace más de un mes que están detenidos. Fueron escrachados en las redes sociales y hasta incendiaron su casa. En el Valle de Uco, todos los nombraban como violadores en manada. Pero lo cierto es que los dos jóvenes imputados por el abuso en manada en Tunuyán están cerca de recuperar su libertad.

A comienzos de esta semana se realizó una audiencia clave en la investigación por el abuso sexual que sufrió la joven francesa de 28 años en la localidad de Villa Secaver más abajo-. Los protagonistas fueron dos de los tres acusados en el hecho –el otro tiene 17 años y ya recuperó su libertad-.

Te puede interesar...

La cumbre judicial era para definir si continúan presos o no. Lo que legalmente se llama prisión preventiva. Comúnmente, son los fiscales quienes piden la medida. Pero este caso fue la excepción.

El fiscal Facundo Garnica desistió en la idea. El investigador entiende que no hay pruebas suficientes para sostener la detención en el penal y, por el contrario, son más fuertes las evidencias de que los sospechosos estuvieron en una finca trabajando al momento del abuso sexual en Tunuyán. Incluso se realizaron cotejos de ADN entre los imputados por el abuso sexual y rastros que se hallaron en una campera de la víctima, los cuales arrojaron resultados negativos.

Lógicamente, los defensores legales de los jóvenes coincidieron con la postura fiscal de que queden libres pero imputados y sujetos a la investigación.

El abogado querellante fue el único que sí realizó el pedido de prisión preventiva, que resolverá el próximo lunes el juez Fernando Ugarte.

Abuso en manada en Tunuyán

Una joven francesa de 28 años, quien desde hace cinco años vive en la localidad de Villa Seca y trabaja en una granja orgánica, fue violada por una manda el 18 de agosto pasado cuando se dirigía a realizar compras. Los agresores la tomaron por la fuerza, la llevaron a un descampado y la vejaron.

Tres jóvenes fueron detenidos e imputados por abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de tres personas. Dos hermanos –uno de 17 años- y un amigo. Sus rostros y nombres se viralizaron por las redes sociales. Fueron imputados y la víctima reconoció en forma parcial a algunos de ellos.

Con el avance de la causa, el menor de edad recuperó su libertad tras pagar una fianza de 50 mil pesos. Un psicólogo declaró que al momento del hecho lo estaba atendiendo por un tratamiento de adicción a drogas.

En todo este tiempo, se han realizado varias manifestaciones contra los jóvenes y hasta incendiaron su casa, por lo que la madre de los dos hermanos se debió mudar a otro lugar con el resto de sus hijos.