Dos detenidos, un menor de edad liberado y mucha calentura se vive por estos días en el Valle de Uco por el caso de abuso en manada en Tunuyán. La defensa de los hermanos acusados presentó pruebas para demostrar que estaban en otro lugar al momento del hecho y la Fiscalía avanza con la premura que requiere el caso.

De los tres detenidos por el Abuso en manada en Tunuyán, dos son hermanos que viven en las inmediaciones de Villa Seca, donde ocurrió el abuso sexual. Pese al clamor social por la liberación del menor de ellos –los lugareños les incendiaron su casa, fueron escrachados en las redes sociales y se convocaron manifestaciones-, lo cierto es que se están evaluando las pruebas que los complican y que los salvan.

Te puede interesar...

Te puede interesar: Amenaza a Cristina Kirchner

En un primer momento, en una rueda de personas la víctima -una joven francesa de 28 años- los señaló pero no con un grado de certeza al 100% ya que los abusadores actuaron con la cara tapada.

En los últimos días, el abogado Diego Rozzi se integró al expediente como representante de los dos hermanos imputados –el otro sospechoso tiene un defensor del Estado-. Y presentó una batería de pruebas que ahora están en manos de la Fiscalía.

Fuentes judiciales detallaron que el menor de los jóvenes, que tiene 17 años y es el único que ha recuperado su libertad, se encuentra bajo un tratamiento psicológico debido a su adicción a las drogas. Un profesional aseguró que lo estaba entrevistando al momento que ocurría el ataque sexual.

Incluso la defensa pidió que se sume a la causa la conversación de Whastapp con el psicólogo donde consta que este último le mando la ubicación del consultorio para que acudiera ese día.

Por otro lado, declaró el dueño de una finca y dijo que los hermanos estuvieron trabajando en ese lugar el martes pasado, jornada en que se inició la investigación.

Estas pruebas de descargo están saliendo analizadas por el fiscal del caso Facundo Garnica y su jefe Javier Pascua. Los investigadores judiciales trabajan día y noche de cara al vencimiento del plazo que tienen para definir si piden la prisión preventiva por abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de tres personas o si consideran que los elementos de sospecha no son suficientes.