Policiales Miércoles, 31 de octubre de 2018

A la defensa le preocupa la pericia psicológica de Julio Mendoza

Facundo de Oro es el abogado que ejercerá la defensa de Julio Mendoza, acusado de ser el asesino de la empresaria Ivana Milio, el domingo último, en la ciudad de San Martín, y en su primer contacto con los periodistas, admitió estar "ansioso por conocer el estado psíquico" de su defendido.

De Oro comentó que "se procedió a hacer la imputación del detenido, y la imputación que recae sobre Mendoza es la de delito de femicidio, introducido al Código Penal hace muy poco, que está sancionado con una pena de reclusión o prisión perpetua. Ante eso tenemos que pelear en esta defensa".

Reconoció además que su defendido "no salió del departamento de San Martín antes de presentarse ante la Justicia. "Estuvo en los alrededores, pero cuando fue su voluntad de entregarse concurrió a su padre, que es la persona que me contactó a mi, y después nos trasladamos para que se entregue a a la Oficina fiscal".

"Como estrategia defensiva, veo prematuro e innecesario que vaya a declarar por ahora. No va a declarar, eso lo aseguro. Hace falta ver un montón de elementos probatorios que están en el expediente y de los que voy a tener contacto a partir de la imputación formal", indicó el abogado de Mendoza.

De Oro explicó que "ha sido sometido a estudios por parte del Cuerpo Medico Forense. Los estudios relacionados a su salud mental no se han hecho. Yo debo ser notificado de eso y lo vamos a hacer con un grupo de psicólogos y psiquiatras a los fines de proceder al control de la prueba".

Y destacó: "Lo que si se ha revisado, y es lo que yo solicité, es que se constate el estado físico de mi defendido, a los fines de garantizar que sus derechos no sean vulnerados en el futuro. Y estamos muy ansiosos, yo como defensor, por las resultas de las pericias psiquiátricas y psicológicas que se hagan con el perito de control que corresponda, y que vamos a poner nosotros".

Sobre la imputación a Mendoza, de Oro aclaró que "las primeras pesquisas que se hacen en el lugar del hecho pueden arrojar determinados resultados, los cuales pueden inducir a una hipótesis del Ministerio Público Fiscal. De ahí en adelante la Fiscalía es la que debe demostrar que esa hipótesis tiene asidero en la realidad".

Más noticias