A medida que la emergencia climática se intensifica, la demanda de minerales aptos para las energías renovables no para de crecer, se necesitan paneles solares, turbinas eólicas y vehículos eléctricos. Sin embargo, las inversiones internacionales actuales en estos minerales esenciales no están al ritmo de la creciente demanda.

La Organización de Naciones Unidas ha identificado que, para alcanzar los objetivos de emisión neta cero para 2030, la industria, necesitará alrededor de 80 nuevas minas de cobre, 70 nuevas minas de litio y níquel y 30 nuevas minas de cobalto. La inversión imprescindible entre 2024 y 2030 oscila en torno a los 300 mil millones.

esquel - 2024-05-21T182639.296.jpg

Pese a tales circunstancias, los países no desarrollados, pero ricos en minerales, necesitan agregar valor localmente para que no les ocurra algo similar a lo que padeció la República Democrática del Congo.

►TE PUEDE INTERESAR: Cambio Climático: los anillos de los árboles nos hablan

Del "Cobalto Rojo" a la industrialización

El escritor y activista Siddharth Kara reveló en 2020 en un libro los abusos contra los derechos humanos que se escondieron tras la minería del cobalto en la República Democrática del Congo. Se trata de un componente esencial en las baterías recargables de iones de litio que se fabrican en todo el planeta. Aproximadamente, el 75% del suministro mundial de cobalto se extrae en esa nación africana.

esquel - 2024-05-21T182722.517.jpg

Durante años, fueron los campesinos y los niños los que trabajaron en condiciones infrahumanas en ese tipo de minería. Tras el escándalo internacional que motivaron los estremecedores relatos de las personas que soportaban un inmenso sufrimiento para conseguir el preciado metal, comenzó a industrializarse el recurso en el mismo lugar de extracción. África cuenta con más de una quinta parte de las reservas mundiales de metales esenciales para la transición energética.

Al refinar y procesar localmente el cobalto, el Congo logró aumentar el precio unitario del mineral de 5,8 dólares por kilogramo en la extracción a 16.2 dólares después del procesamiento. Con este avance en la cadena de valor, las exportaciones de este producto superaron los 6 mil millones de dólares en 2023.

¿Cuánto se quedaban antes? Apenas 167 millones de dólares en ventas al extranjero de cobalto sin procesar.

Argentina es sumamente rica en minerales esenciales para la transición energética, pero debería aprender de los errores ajenos con el fin de evitar la primarización completa de tan vital producción.

►TE PUEDE INTERESAR: Estados Unidos cuadruplicó aranceles para importación de autos eléctricos chinos

Temas relacionados: