País Domingo, 4 de noviembre de 2018

Río Tercero reclama justicia a 23 años de la explosión de una fábrica

Fueron recordadas las 7 víctimas fatales de aquella tragedia sucedida en instalaciones militares.

Cientos de vecinos de la ciudad cordobesa de Río Tercero realizaron ayer una marcha para reclamar justicia en el aniversario número 23 de la explosión de la fábrica militar local, causa en la que está involucrado el ex presidente Carlos Menem.

El recuerdo de las víctimas se dio un día después de que el juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, elevara el expediente a la instancia de juicio oral.

Tras participar de una misa, los vecinos marcharon hasta la Plaza San Martín para reclamar justicia por los siete muertos y cientos de heridos que dejó la explosión de la sede local de Fabricaciones Militares, que ocurrió en noviembre de 1995 con el objetivo de borrar indicios sobre el tráfico de armas a Ecuador y Croacia.

Ante la elevación a juicio oral, el ex presidente y actual senador nacional justicialista por La Rioja deberá brindar explicaciones sobre aquel trágico hecho que conmocionó a Argentina y devastó a todo el distrito cordobés.

De concretarse este proceso, será el primero que Menem debería afrontar en persona por la voladura de la planta militar de Río Tercero.

El ex presidente había evitado ser juzgado en 2014 por una serie de recursos que su defensa interpuso ante la Cámara de Apelaciones de Córdoba tras haber sido procesado un año antes por el juez Ochoa.

Hace cuatro años, los militares a cargo de la fábrica habían sido condenados por el delito de estrago doloso agravado por el Tribunal Federal 2 de Córdoba.

El entonces director del establecimiento, Jorge Cornejo Torino había recibido la pena de 13 años de prisión, al igual que Carlos Franke y Edberto González de la Vega, quienes estaban al frente de los departamentos de Producción y Comercialización de Fabricaciones Militares en Buenos Aires.

Más noticias