País Miércoles, 26 de septiembre de 2018

Por el paro perdió su día de trabajo más importante y lloró

El dueño de una parrilla en San Nicolás no pudo abrir en el día de la Virgen del Rosario, el más esperado para los vendedores por la llegada de miles de fieles a la ciudad.

Por el paro nacional de día martes 25 de septiembre convocado por la CGT y que tuvo la adhesión de la mayoría de los gremios para protestar en contra del modelo económico del actual Gobierno y la pobreza en la Argentina, una gran cantidad de trabajadores se vieron afectados por la reducción del transporte público y los cortes de calles.

Por el mismo motivo, un grupo de trabajadores de San Nicolás, en el partido San Nicolás de Los Arroyos, Buenos Aires, perdió su día de trabajo más importante del año: el día de la Virgen del Rosario de San Nicolás.

"Uno, y más en esta fecha, tiene fe y esperanza en que el país cambie. Por mis hijos", lamentó entre lágrimas el dueño de una parrilla que se quedó sin trabajar por un piquete que un grupo de manifestantes hizo justo en frente de su local.

El dueño del comercio "El Carrito de la Rotonda", pensaba salvar el mes con las ventas del día de festejo que promueve la llegada de miles de fieles a la ciudad y económicamente representa una jornada clave.

El comerciante tuvo una fuerte discusión con quienes protestaban, apagó el fuego de las gomas que quemaban frente a su local y les pidió llorando que le permitieran trabajar. La respuesta que recibió: "La culpa es del presidente".

Más noticias