País Martes, 18 de septiembre de 2018

Intentan restringir la Pensión Universal para el adulto mayor

En el presupuesto 2019, se impulsa que este beneficio sea incompatible con el desempeño de cualquier actividad en relación de dependencia o por cuenta propia.

La Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), que cobran quienes cumplieron 65 años pero no cuentan con los 30 de aportes para jubilarse, "será incompatible con el desempeño de cualquier actividad en relación de dependencia o por cuenta propia".

Esa medida forma parte del proyecto de Presupuesto Nacional para 2019 que el Gobierno presentó en el Congreso, y apunta a modificar el Artículo 16 de la Ley N° 27.260, que instituyó el alcance de la PUAM.

El Artículo en cuestión estipula que el goce de esta Pensión "es compatible con el desempeño de cualquier actividad en relación de dependencia o por cuenta propia. Los aportes y contribuciones que las leyes nacionales imponen al trabajador y al empleador ingresarán al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), y serán computados como tiempo de servicios a los fines de poder, eventualmente, obtener un beneficio previsional de carácter contributivo".

Ahora -a través del Presupuesto para el año entrante- la Casa Rosada apunta a modificar ese texto por el siguiente: "El goce de la Pensión Universal para el Adulto Mayor es incompatible con el desempeño de cualquier actividad en relación de dependencia o por cuenta propia".

La PUAM -vigente desde mediados de 2016- es una prestación mensual que equivale al 80% del haber mínimo y actualmente es de 6.909 pesos.

Para acceder a su cobro, se requiere tener 65 años como mínimo (igual edad para varones y mujeres), y ser argentino natural, por opción o naturalizado (en este último caso, con una residencia legal mínima de diez años) o ser extranjero con residencia legal mínima de 20 años.

A marzo de este año, este beneficio era percibido por 78.119 personas, según datos oficiales.

Por otra parte, el proyecto de Presupuesto 2019 también contempla una reducción de las nuevas jubilaciones y prensiones contributivas y no contributivas del sistema previsional nacional, para quienes residen en la región Patagónica.

En la actualidad, se aplica un diferencial por el cual los montos que rigen para el resto del país se multiplican por 1,4 para los habitantes de las provincias de Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, La Pampa, Tierra del Fuego y en el partido bonaerense de Carmen de Patagones.

La iniciativa oficial apunta a bajar ese coeficiente a 1,20 para los haberes "que no superen dos veces el haber mínimo".