País Jueves, 23 de agosto de 2018

Fernández Sagasti: "Tememos por la seguridad de Cristina"

Desde el Instituto Patria, junto a Cristina Kirchner, la senadora nacional por Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, dijo estar "preocupada por la seguridad" de la ex presidenta por la decisión de Bonadio de no permitir que el abogado defensor presenciara el allanamiento del departamento de Recoleta.

"Han entrado más de 40 personas y tememos por su seguridad. Es muy preocupante porque llevan siete horas dentro de un departamento. Los dos testigos que presenciaron el allanamiento en Río Gallegos son militantes del intendente por lo que es un absoluto incumplimiento", dijo la dirigente.

Junto a un grupo de militantes que se había apostado en la puerta del edificio donde perteneció la ex presidenta durante toda la tarde, la senadora señaló: "Todo el procedimiento ha sido muy oscuro. Veremos cómo queda el departamento cuando toda esta gente se vaya y qué es lo que dejan dentro del lugar".

"Sabemos que Bonadio hace este tipo de shows mediático. Ayer -por el miércoles- advertimos este tipo de atropellos pero el Senado no lo entendió y ahora vemos esto. Al final, teníamos razón y no se cumplió ninguna garantía", indicó.

El Frente para la Victoria denunció al juez Bonadio

El Frente para la Victoria emitió anoche un comunicado que dice lo siguiente:

"Los diputados, diputadas, senadoras y senadores que integramos los bloques del FPV-PJ denunciamos el atropello cometido por el juez Claudio Bonadio al impedir la presencia del abogado de Cristina Fernández de Kirchner en el allanamiento en la morada de la ex presidenta de la Nación. Con este nuevo eslabón en la cadena de violaciones al Estado de derecho que viene perpetrando, el juez Bonadio acaba de sepultar cualquier esperanza de que se respete el derecho a la legítima defensa de la ex presidenta. Hoy en la Argentina no hay igualdad ante la ley ni respeto por las más elementales garantías individuales. Sólo hay revanchismo y persecución política. Lo ocurrido con el doctor Carlos Beraldi demuestra claramente que los reparos que teníamos sobre este allanamiento y que planteó Cristina Fernández de Kirchner en la sesión del Senado eran claramente justificadas, porque sabíamos que iba a pasar esto."