González Masanés explicó la salida del órgano fiduciario de la Lepra

Por UNO

El juez Pablo González Masanés, quien encabezaba el Órgano Fiduciario que controlaba las cuentas en Independiente Rivadavia, dispuso rematar parte de los terrenos de la Ciudad Deportiva para el pago de los acreedores. Sin embargo, la sentencia fue apelada y fue concedida con efectos suspensivos.

Te puede interesar: El pibe que le podría dejarle muchos euros a River

En diálogo con Ovación 90 (Radio Nihuil), González Masanés explicó en qué consta su sentencia: "La sentencia consta de dos partes, por un lado lo relativo a la administración del club y por otro lado el pago a los acreedores".

Y agregó: "En la resolución se imponen dos cosas. Por un lado atender el derecho de los acreedores iniciando el trámite de liquidación de los bienes que fueron afectados por no ser utilizados en la actividad deportiva, recreativa e institucional del club. Y por otro lado devolverle al club su vida institucional, dándole fin al órgano fiduciario".

Te puede interesar: Anto Roccuzzo invitó a seguir a su prima en las redes

Los socios recuperaron el control total del club

"Las elecciones en Independiente Rivadavia no están bajo la órbita del Órgano Fiduciario que las convocó en su momento ya que se le pone fin a la administración. La institución ha recuperado el control de la misma entidad. Los socios la han recuperado. Ahora hay que ver que hacen con el tema del pago de acreedores y de las deudas que tienen".

"Cualquier grupo inversor que quiera colaborar con el club lo puede hacer con libertad. La propia comisión directiva va a tener la libertad para tomar decisiones al respecto".

Te puede interesar: La serie sobre Kobe Bryant tiene fecha de estreno

" El Órgano Fiduciario cumplió una actuación correcta, después hay situaciones económicas que siempre ocurren. Es como poner el equipo en la cancha, puede ganar o perder. Hay situaciones económicas que exceden al club y que no pudieron ser remontadas", cerró.

La administración fiduciaria empezó a ser deficitaria

"La Ley de Salvataje de Entidades Deportivas tiene como finalidad generar una administración fiduciaria que permita continuar con las actividades del club. En segundo término pagar a los acreedores y devolver a la institución su vida institucional de vida normal", explicó.

"Esta administración fiduciaria que comenzó en agosto del 2016, en el 2018 empezó a ser deficitaria por distintas circunstancias y fueron expuestas por el Órgano Fiduciario. Presentaron presupuestos que proyectaban superávit para el 2019 y eso no se logró", reconoció.

"A pesar de los esfuerzos que hicieron todos los intervinientes, lamentablemente la administración ha sido deficitaria. Por eso pasamos a la etapa de liquidación", cerró al respecto.

Por último comentó cuál es el pasivo del club que fue determinado durante su gestión: "El pasivo que ha sido determinado en nuestra la etapa es el existente desde la presentación en concurso hasta la apertura del fideicomiso, osea desde el 2004 hasta el 2016".