Fuera de Juego Abuso sexual
Condenado a seis años y medio

Qué pasó la noche en que el futbolista Alexis Zárate abusó de Giuliana Peralta

Por UNO

La defensa de Giuliana Peralta, Raquel Hermida, pidió la inmediata detención del futbolista Alexis Zárate tras la decisión de la Suprema Corte de Justicia bonaerense de rechazar un recurso extraordinario en el que la defensa del futbolista pidió su absolución en la causa en que fue condenado a seis años y medio de prisión por abuso sexual.

Te puede interesar: ANSES pagará un nuevo subsidio de $6.000

El hecho por el que está condenado Zárate ocurrió el 16 de marzo de 2014, cuando la denunciante, Giuliana Peralta, que era novia del jugador de Independiente, Martín Benítez, llegó con su pareja a un departamento en Wilde.

La pareja tuvo relaciones y luego ambos se quedaron dormidos y allí, según el expediente, Zárate ingresó en la habitación y violó a la mujer.

Al comienzo del debate oral que se dio en 2017, Giuliana contó ante el tribunal que ella llevaba dos años de relación "estable e ininterrumpida" con Benítez y que éste fue quien esa madrugada del 16 de marzo de 2014 (ella tenía 19 años), después de haber compartido la noche en un bar de Quilmes, la llevó al departamento de Zárate, en Brandsen 5980, de Wilde, para mantener relaciones sexuales.

La víctima recordó que mantuvo sexo con su novio en la habitación del compañero de cuarto de Zárate, "siempre con la puerta cerrada" y cuando no había nadie más presente en el departamento.

"Antes de que nos durmiéramos, tocaron el timbre. Yo me quedé en el cuarto y él fue abrirles a los amigos. También se escucharon las voces de unas chicas, yo nunca las vi", contó Peralta.

Luego de tener sexo y antes de quedarse dormidos, la joven recordó que Zárate ingresó a la habitación sin tocar la puerta ni pedir permiso para agarrar el cargador de un teléfono celular.

Ella se encontraba en la cama vestida sólo con ropa interior y destapada.

Después de ello, se quedó dormida junto a Benítez, cuando sintió que la "penetraban".

Según relató su abogada, "ella no recuerda cuando le corrieron la ropa interior pero sí que segundos después de la penetración escuchó que le decían al oído '¿vos te cuidás?'".

La joven dijo que cuando advirtió que no se trataba de su novio -que estaba recostado delante de ella pero mirando hacia la pared y dándole la espalda- comenzó a gritar "¡¿Qué hacés!?".

"Ella cuenta que forcejeó con Zárate y que comenzó a gritar más para que Benítez se despertara pero que éste parecía seguir durmiendo ya que no podía ver si tenía los ojos abiertos o no", continuó la abogada.

Te puede interesar: La verdad detrás de la desaparición de Karen Espíndola, la joven del mensaje del taxi

La víctima señaló que luego de que Zárate eyaculó, éste se fue de la habitación, tras lo cual ella gritó "¡me violaron!", "zamarreó" a Benítez y recién entonces éste se despertó.

Por su parte, Benítez dijo que alcanzó a ver a Zárate desnudo y que cuando su novia se fue el acusado le dijo 'yo la miré y ella se dejó'", precisó Hermida Leyenda.

Según la abogada, Benítez contó ante el tribunal que él le cree "a los dos" (por la joven y Zárate) y que después de que la víctima se fue del lugar del hecho él le envió mensajes de texto a su celular para "tranquilizarla".

En una entrevista, Peralta contó que tras el hecho, decidió irse de la casa: "Solo quería irme de ahí, estaba muy mal, estaba desesperada, me sentía sola. Pero no me querían dejar ir, no querían que gritara para que no escuchen los vecinos, no me querían abrir la puerta. Hasta que me pude ir, me fui manejando, con mi auto, llorando, sola, mientras recibía los mensajes de texto de ellos".

Esos chats luego salieron a la luz. Tanto su novio Benítez como Nicolás Pérez excusaban a su amigo y le pedían que no hiciera ninguna denuncia.

 Embed      
 Embed      
 Embed      

Temas relacionados: