Diario Uno Automovilismo Fórmula 1

Los argentinos de la FI con Fangio como mayor exponente

Por UNO

En el historial de la Fórmula 1, y propósito de las 1000 carreras que se cumplirán este domingo en el Gran Premio de China, los pilotos argentinos dejaron su marca desde los albores y con el paso del tiempo resignaron protagonismo hasta ingresar en una ausencia vigente que lleva 18 años.

 Embed      


Tres años antes del comienzo del Mundial de F1 en 1950, el quíntuple campeón Juan Manuel Fangio comenzó a participar de los Grandes Premios en el continente europeo, con la ayuda del gobierno argentino de Juan Domingo Perón.

También el recordado Oscar Gálvez, con un Alfa Romeo, participó de una de las carreras previas de verano y venció a los europeos bajo la lluvia en Palermo, el 6 de febrero de 1949.
El "Aguilucho", además, se dio el gusto de correr una carrera puntuable en 1953 en el entonces autódromo "17 de Octubre" de la Capital Federal, y con una Maserati que lo ubicó en el quinto lugar detrás de Alberto Ascari, Luigi Villoresi, José Froilán González y Mike Hawthorn.

 Embed      


Luego fue momento del debut del necochense Benedicto Campos y le siguieron Alfredo Pián, Onofre Marimón, Alberto Crespo, Pablo Birger, Jorge Daponte, Carlos Fortunati, José Félix Lópes, José Ciscar y Roberto Mieres.
El play boy Carlos Menditeguy debutó con un Gordini en Buenos Aires en 1953, y su mejor posición fue tercero en el Gran Premio de Argentina de 1957, y en 1960 dejó la categoría.


El santafesino Clemar Bucci (1954-1955), Jorge Daponte (1954), Roberto Mieres (1953-1955), Jesús Iglesias (1955), Alberto Rodríguez Larreta (1960), Adolfo Schwelm-Cruz (1953) son algunos de los nombres que también corrieron en la máxima.

 Embed      


El tucumano Nasif Estéfano (campeón postmorten de TC de 1973), corrió en 1960 en la F1 en el Gran Premio de Argentina, pero después intentó competir en Europa con un De Tomaso, sin suerte.
El santafesino Carlos Reutemann debutó en la F1 en 1971 y una década después logró el subcampeonato mundial, el año previo a su retiro.
El sanjuanino Ricardo Zunino (1979-1981), corrió con Brabham y Tyrrel, en tanto que el santafesino Oscar Larrauri (1988-1989), con Brun, apenas pudo participar en siete de las 21 carreras en la máxima en una temporada.

 Embed      


El porteño Miguel Angel Guerra (1981), apenas pudo recorrer 400 metros con su Osella en Dijon-Prenois, y el arrecifeño Norberto Fontana (1997), con un Sauber, disputó cuatro Grandes Premios.
El porteño Esteban Tuero (1998), con un Minardi, su mejor ubicación fue un octavo lugar en Imola, y el último argentino que se subió a un F1 fue el platense Gastón Mazzacane (2001), participó en 21 carreras con Minardi-Prost, y su mejor ubicación fue un octavo puesto.