Análisis y Opinión

La UNCuyo enfrenta el desafío de reconstituir la convivencia para afrontar las transformaciones necesarias

La rectora electa, Esther Sánchez, anticipó que trabajará en conjunto con toda la UNCuyo para avanzar en los objetivos

El discutido proceso electoral en la UNCuyo dejó heridas que deben sanar para enfocarse en las imperiosas prioridades que tiene por delante esa casa de altos estudios.

Impensadamente, la mayor universidad del oeste argentino se vio envuelta en una polémica que pudo haberse evitado y que escaló hasta una antinatural intervención de la Justicia Federal.

Para dejar a salvo la integridad de la autonomía universitaria, la sesión del Consejo Superior de cogobierno cuatripartito logró zanjar el diferendo y, tras el recuento definitivo de la Junta Electoral, las nuevas autoridades han quedado legítimamente proclamadas.

► TE PUEDE INTERESAR: Elecciones en la UNCuyo: confirmaron que habrá ballotage en Artes y Diseño y en Ciencias Aplicadas

Nada hacía suponer que la interpretación del voto en blanco sería la mecha que pondría de manifiesto los encendidos enconos entre los participantes en el acto electoral para elegir a las máximas autoridades de la Universidad.

En el ámbito académico por excelencia, donde se encuentran cotidianamente docentes, estudiantes, personal de apoyo, graduados y graduadas se ha expresado el voto en forma democrática. Sin embargo, el proceso electoral, al mismo tiempo, ha mostrado mucho de la confrontación propia de la política intolerante que hace de la grieta su razón de ser.

Podría pensarse que en los espacios educativos donde se supone debería imperar la reflexión y la convivencia se ofrecen los modelos a observar por la sociedad y el sistema político, pero está a la vista que la falta de concordia también ha permeado parte de sus claustros.

Nos son los cruces de las visiones partidarias un escollo para la construcción, sino los vicios que anidan en la crispación como sustento de la práctica política.

Ya que no se trata de una mera anécdota que de un día para el otro quedará atrás, sería deseable que las partes en pugna sean capaces de cumplir con sus roles y, más allá de sus diferencias y rencillas que se expanden hasta las redes sociales, se aboquen a la actualización de la Casa de Estudios que hoy la complejidad del mundo está demandando.

"Las transformaciones necesitan consensos y trabajar en conjunto con toda la universidad. Estamos abiertos para eso", afirma al respecto la rectora electa, Esther Sánchez.

esther-sanchez-gabriel-fidel-uncuyo.jpg
Las autoridades electas de la UNCuyo, Esther Sánchez y Gabriel Fidel.

Las autoridades electas de la UNCuyo, Esther Sánchez y Gabriel Fidel.

"Vamos a trabajar con los decanos y decanas, y conciliar los intereses en el Consejo Superior con todos los claustros", sostiene como hoja de ruta, al ser consultada en la entrevista que dio este sábado a radio Nihuil.

El modelo educativo

Entre sus propuestas de gestión, las nuevas autoridades van a impulsar una duración más corta de carreras: "Hay que analizar los planes de estudio y actualizarlos, según las necesidades de los propios estudiantes y de la sociedad. Algunos ya están actualizados y otros no tanto", precisa Esther Sánchez.

"Acortar la duración y apuntar a la formación por competencias. Trabajar en la innovación, que implica una mejora de los procesos, donde la tecnología es simplemente una herramienta más", agrega.

"Se debe avanzar en la multimodalidad y la bimodalidad, con contenidos dispuestos en la plataforma virtual. Pero la formación por competencias y habilidades requiere la presencialidad", aclara la actual decana de la Facultad de Ciencias Económicas, cargo que dejará a su vicedecano, Miguel González Gaviola, cuando el 15 de agosto asuma el Rectorado secundada por Gabriel Fidel, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas.

Otro de los proyectos específicos que se encuadra en el modelo educativo que impulsarán, es el de la creación de carreras flexibles en la que participen distintas facultades, con la participación de docentes de esas unidades académicas.

"La Universidad además tiene la obligación de hacer ofertas vinculadas con inteligencia artificial y biotecnología. Pueden participar en temas transversales Medicina, Ciencias Exactas, el Balseiro, Ingenierías, Derecho, Ciencias Económicas...", cita como ejemplo.

El mundo laboral

La nueva gestión quiere trabajar en tecnicaturas cortas para la salida laboral profesional, pero con formación integral. Y prevé también como estrategia que "estudiantes de los últimos años puedan acceder a trabajar para quedar bien posicionados en el paso a la vida profesional".

"Vamos a responder a las demandas de la sociedad con el criterio que abarca a toda nuestra propuesta que es la sostenibilidad, sobre lo que se debe tomar conciencia", resalta Esther Sánchez.

"Y pretendemos una universidad abierta, que trabaje con otras instituciones. Tenemos un potencial enorme dentro de la universidad y también la necesidad de vincularnos con otros organismos en temas de investigación y con el sector privado, precisamente para encontrar soluciones a los problemas de la sociedad en conjunto", concluye la rectora electa, quien tiene por delante, pese a las dificultades, complejos y promisorios desafíos.

En tanto, la sociedad se mantiene expectante, teniendo en cuenta la centralidad de la UNCuyo en la vida de Mendoza.

Temas relacionados: