Diario Uno Opinión Toti Pasman
Análisis y opinión

La pasión según Toti Pasman

Toti Pasman vive con el castigo de tenerla adentro. Pero, vivaracho, ha hecho de esa cruz algo productivo. Ahora, con el caso Di María encima, admite el error, pero no pide perdón

Hay que tener espalda para aguantar que el mismísimo Diego Maradona te delire públicamente en una conferencia de prensa por haber vertido opiniones que al astro no le gustaron. Y máxime que utilice la frase: "vos también la tenés adentro" para dejarte bien en evidencia.

Que eso te lo diga un Juan de los Palotes es una cosa, pero que salga de la boca de uno de los pocos argentinos de fama realmente planetaria, es otra distinta. Es fajado que ante una situación así, quien reciba el "regalito", que en ese caso fue el periodista deportivo Toti Pasman, será candidato a llevar por años esa chanza como una cruz, aunque eso no fue del todo así para nuestro cascoteado personaje.

Seguir leyendo

El hecho ocurrió en octubre de 2009 en Montevideo, cuando Maradona era el DT de la Selección argentina de fútbol y acababa de lograr, con sufrimiento, clasificar para el Mundial 2010 de Sudáfrica En ese contexto, Maradona se lanzó a la yugular de los periodistas críticos y, traducido, les dijo a todos ellos que le siguieran practicando sexo oral a tiempo completo.

Quiso el destino que la siguiente pregunta le correspondiere a Pasman, y ahí fue donde el rencor de Diego se personalizó y le zampó aquello de "Y vos también, Pasman, la tenés adentro". El periodista preguntó entonces "¿No se puede criticar?".

El vivaracho

No digamos que Pasman salió indemne, pero sí que tuvo habilidad para gambetear el castigo "divino". Ese suceso con Maradona le dio una exposición mediática que el tipo aprovechó para instalarse con más fuerza en la vidriera. Otro se hubiera apichonado y deprimido. "En el mismo instante en que Diego me atacaba me di cuenta de que me estaba subiendo al ring periodístico de la discusión futbolera con él", admitió Pasman tiempo después a Infobae.

Al año siguiente del suceso, y para aprovechar la volada, escribió un libro al que tituló precisamente "La tenés adentro" (¡cómo desaprovechar esas tres palabras marketineras!) donde analizó la época de Maradona como DT de la Selección y la relación del deportista con la AFA y los medios de difusión. Algunos comentaristas dijeron en su momento que el libro no era bueno y que estaba mal escrito. Otros admitieron que tenía buena información pero que, efectivamente, estaba mal escrito.

Durante bastante tiempo, y tanto en la calle como en las redes sociales, Pasman fue objeto de burlas duras aunque, vivaracho, fue convirtiendo cada una de esas cosas en algo positivo. Sin embargo, hay que decir que a Pasman no le entran balas porque ahora ha vuelto a meterse en otro bolonqui fenomenal, del que muy posiblemente caiga parado. Porque ya está haciendo de tripas, corazón.

De rodillas

Desde el momento en que el árbitro dio la pitada final y la Argentina de Messi se coronó campeón de fútbol en América al ganarle a Brasil con un gol maravilloso de Angel Di María, las redes sociales se llenaron de reproducciones de un video del programa de El Show del fútbol, que Pasman conduce por el canal América.

Allí el ínclito Pasman le pedía "por favor" al DT Scaloni, arrodillándose teatralmente en medio del estudio, que no incluyera más a Angel Di María, porque éste ya había estado 13 años seguidos como jugador titular de la Selección y era hora de cambiar esa figurita repetida.

Como para retrucar, el azar metió la cuchara y dispuso que el cuestionado Fideo, el flaco y desgarbado Di María, hiciera el único e inolvidable gol con el que la Argentina batió a Brasil, pese a que el presidente Bolsonaro había asegurado que su seleccionado de fútbol nos iba a ganar por 5 a 0.

El coso

Juan Carlos Pasman (ese es su nombre oficial para el Registro Civil aunque el real para todos sea Toti), es un tipo que aprovechó los trompazos para hacerse a sí mismo. Cuando el país lo puteaba, él se presentó este domingo 11 de julio a su programa en América y dijo que no se arrepiente de lo que dijo sobre Di María porque era lo que sentía. Para Pasman el ciclo de Di María estaba terminado. "Me equivoqué. El jugador demostró el sábado que todavía tiene cosas para darle a la Selección", admitió.

De inmediato aclaró que no va a pedir perdón. "Sí, digo que me equivoqué". Muchos le pedían que repitiera el acting de arrodillarse, pero esta vez para rogarle al pueblo que lo perdonara. Minga. "¿Acaso -se preguntó- los jugadores nos piden perdón a los periodistas cuando después de una victoria cantan en los vestuarios insultando a los que trabajamos en periodismo deportivo?". ¿Nosotros no podemos opinar, pero ellos sí pueden insultarnos?", inquirió Pasman y de inmediato mostró las imágenes de los campeones puteando al periodismo con gozo.

Reconoció también que a muchos no le hayan gustado las formas (el arrodillarse, por ejemplo, fue payasesco) pero las justificó diciendo que ese estilo es parte de su programa: "Aquí las cosas se dicen de una manera distinta, por eso se llama El show del fútbol". Ipso pucho, dejó esta monserga: "Me puedo equivocar , voy a aprender de esto y salir mejor. Después del affaire Di María quiero ser mejor periodista y mejor persona".

Lo dicho: el coso recibe el sopapo y en vez de llorar o quejarse busca, con razón o sin ella, transformarlo en algo productivo. Y otra cosa: el periodismo deportivo tiene sus muchos piojos y defectos, pero no está mal que de vez en cuando zamarree el pedestal de algunos intocables.

Temas relacionados: