Musica Martes, 25 de septiembre de 2018

Pocho Sosa, referente cultural

Distinguido El autor, cantante y uno de los artistas más importantes de Mendoza recibió ayer, en la Legislatura, la Mención de Honor Senador Domingo Faustino Sarmiento.

El Senado de la Nación le hizo entrega de la distinción Mención de Honor Senador Domingo Faustino Sarmiento a Carlos Pocho Sosa. En el día de ayer se realizó el acto, en la Legislatura de Mendoza, para otorgarle este presente al artista mendocino por su trayectoria y aporte realizado en el ámbito de la música a nivel provincial y nacional.

En el acto habló la vicegobernadora de Mendoza, Laura Montero, que destacó, sentada junto al artista: "Es un placer tenerte acá, Pocho. Ese espíritu de gestar nuestra música y llevarla por todos lados. Contenerla, contra viento y marea, en épocas difíciles, y sin embargo siempre estar. Eso sólo lo puede hacer alguien que tiene esa sensibilidad y capacidad para rescatar lo maravilloso. Para hacer la lectura de la realidad y hacerlo con su gran voz y esas canciones maravillosas", dijo la funcionaria.

La Mención de Honor Senador Domingo Faustino Sarmiento constituye el reconocimiento del Honorable Senado de la Nación a personas físicas o jurídicas del quehacer cultural, deportivo, profesional y académico, por su obra emprendedora destinada a mejorar la calidad de vida de sus semejantes, de las instituciones y de sus comunidades.

Este premio se le ha otorgado a personalidades como Quino, Mercedes Sosa, Magdalena Ruiz Guiñazú, Diego Maradona, Adolfo Pérez Esquivel y Roberto Fontanarrosa, entre tantos otros.

"Es una premiación del Senado de la Nación y, la verdad, se le da solamente a artistas muy destacados. Hay una comisión evaluadora muy exigente y se le da a artistas que hayan trascendido las fronteras del país y que tengan una carrera muy extensa y exitosa", explicó Montero.

"Esta distinción es sumamente merecida. Es un honor para nosotros, los mendocinos, que vos la recibas. Toda tu carrera la has hecho acá", finalizó la vicegobernadora para darle el micrófono al homenajeado, el gran Pocho Sosa.

"No sé si lo merezco pero es decisión de ustedes", comenzó diciendo el artista en un tono emocionado y alegre antes de aclarar que "la gente no canta mis canciones. Yo tengo muy poquitas canciones que me daban vergüenza cantarlas. Yo elegía grandes autores y compositores como Jorge Marziali o Jorge Sosa, e interpretaba sus letras".

"Quiero agradecerle a la vicegobernadora, que es la encargada de entregar este hermoso cuadro que se lo voy a regalar a mi nieta. Quiero agradecerles a todos la presencia. Hay que agradecer y homenajear a Hebe Yacante, con quien cantamos juntos Otoño en Mendoza por el '74. Ella me decía "che, no me robes las canciones". También agradecerle a Eduardo Ordóñez, quien formó parte de toda esa época, al igual que a Pedro Salazar", agradeció Pocho mientras miraba uno a uno a los presentes y recordaba momentos de su vida.

Luego siguió agradeciendo y fue el turno de Leonor Poblet: "Ella tuvo una gran carrera. También a un amigo, al Tito Gonzalez. Quiero decirle gracias a mi hermano, que está acá. Para mí siempre será el Miguelito, pese a que ya tenga más de 60. Cuando tenía meses me mandaban a cuidarlo en el coche. ¡Era de llorón! Y yo lo mesía en el coche y lloraba y lloraba (risas). En serio, estoy muy contento, gracias a todos por venir", dijo Pocho ante el micrófono que pidió un aplauso para la actriz Gladys Ravalle, a Pupi Agüero y para Coco Segura, también presentes en la sala.

Luego de recibir la mención, el músico realizó un pequeño concierto para el público presente entre los que se encontraban distintas personalidades de la cultura mendocina.

"Esta es una canción que siempre canto en mis recitales porque creo que la Argentina es un pueblo que todos nos merecemos. Si hay algo que funciona mal tiene que cambiar, en algún momento esto tiene que cambiar. Miro a mi nieta y veo un crecimiento bravo para ella. Nosotros ya lo pasamos", dijo Pocho antes de entonar Todo cambia.

Luego fue el turno de Cueca de las chapecas, del gran Félix Dardo Palorma. Para finalizar y con el público bailando, entre ellos la vicegobernadora Laura Montero, entonó Marucho, del dúo Orozco-Barrientos.

Con un aplauso cerrado el maestro y uno de los más grandes artistas de Mendoza, el gran Pocho Sosa se despidió con emoción y alegría.