Diario Uno Mundo George Floyd
Fue por el asesinato de George Floyd

Vandalizaron dos estatuas de Colón en EE.UU. en medio de las protestas antirracistas

Dos estatuas de Cristóbal Colón fueron derribadas en diferentes ciudades de Estados Unidos. Fue en medio de la ola de protestas contra la injusticia racial desatadas por el asesinato, a manos de un policía blanco, del ciudadano afroestadounidense George Floyd.

Te puede interesar: Progresar becas: cómo deben hacer alumnos públicos y privados para cobrar hasta $6.900 por mes

En Boston, capital del estado noriental de Massachussetts, una estatua de Colón fue decapitada este miércoles. Luego la Policía logró recuperar posteriormente la cabeza de la escultura, reportó la agencia de noticias Ansa.

Otra estatua del navegante genovés fue también tirada abajo la noche de este martes en Richmond, capital del estado sureño de Virginia, tras una manifestación pacífica en apoyo a los pueblos indígenas.

Según informó la cadena local WWBT, un grupo de personas pintó con spray el monumento ubicado en un parque de la ciudad, para luego quemarlo y arrojarlo a un lago.

El llamado descubridor de América tiene su propia festividad en Estados Unidos, conocido como Colombus Day. Además tiene también estatuas en su honor en todo el territorio, pese a su historia de colonización, esclavitud y violencia hacia los nativos americanos.

Esta percepción esclavista de Colón y el pedido de retirar sus monumentos conmemorativos se han incrementado en las últimas semanas con el auge de las protestas antirrascistas tras el homicidio de Floyd.

 Embed      

Algo similar sucedió con las estatuas de líderes del Sur esclavista durante la Guerra de Secesión estadounidense, que fueron derribadas en diversas localidades del país. Esto sucedió principalmente en los estados sureños donde la supremacía blanca y la esclavitud rigieron con fuerza hasta finales del siglo XIX.

Otros símbolos considerados esclavistas fueron también retirados por plataformas de videos en línea.

Tal fue el caso de HBO Max, que sacó de su catálogo la película "Lo que el viento se llevó"; un clásico de 1939 que fue criticado durante años por dar una visión idealizada de la esclavitud y perpetuar estereotipos racistas.

También Disney evitó incluir en su nueva plataforma "Canción del Sur", un film polémico desde su estreno en 1946, mientras que las protestas contra el racismo y la brutalidad policial llevaron al canal de televisión Paramount a cancelar el famoso reality show "Cops", protagonizado por policías estadounidenses.

El eco mundial que tuvo el asesinato de Floyd hizo que los reclamos contra la injusticia racial y los símbolos esclavistas se extendieran a otros puntos del planeta.

En el Reino Unido, por ejemplo, un grupo de manifestantes derribó el pasado fin de semana la estatua del esclavista Edward Colston en la ciudad de Bristol en Inglaterra, mientras que este martes en Londres fue retirada con una enorme grúa otra del propietario de esclavos Robert Milligan, en medio de aplausos.

También en Bélgica se multiplicaron en los últimos días los ataques contra los monumentos del colonalista rey Leopoldo II, polémico por su mandato en Congo, donde impuso un régimen de violencia y explotación para su propio beneficio que se estima mató a millones de congoleños.

Una estatua del controvertido monarca fue derribada este miércoles en Bruselas, mientras que el municipio de Amberes decidió retirar una efigie en su honor luego de que fuese quemada durante las protestas.

También en la ciudad de Gantes, una estatua de Leopoldo II fue atacada por manifestantes, que escribieron sobre la misma "No puedo respirar", las últimas palabras de Floyd antes de morir asfixiado por la rodilla que el policía mantuvo durante casi nueve minutos sobre su cuello.

Seguir leyendo

Temas relacionados: