Diario Uno > Mundo > Auto

Un docente vendió su auto: sus alumnos lo compraron y se lo devolvieron

El profe tiene 87 años y vendió su auto: un Volkswagen Beetle de 1972. Todo el barrio se organizó y le dio una gran sorpresa.

Un docente brasileño jubilado de 87 años, acorralado por los problemas económicos, decidió vender su auto, que compró nuevo en 1972: un Volkswagen Beetle, también conocidos como "escarabajo". El hombre publicó el aviso en un diario y le contó a sus conocidos que había decidido desprenderse del vehículo que lo acompañó gran parte de su vida. Cuando sus exalumnos se enteraron decidieron comprarlo y devolvérselo para darle una sorpresa.

El profesor se llama Marcelo Siqueira y trabajó como profesor a lo largo de 26 años dando las materias Historia y Geografía en la Escuela Estatal Doña Carola de Curitiba, en Brasil. El profe era famoso en su barrio porque durante 49 años conservó su auto en buen estado.

Te puede interesar...

Según el testimonio de Claudio Martins, un exalumno, "todos sabía que venía el profe Marcelo cuando desde lejos veían que se asomaba el "escarabajo" amarillo. El exestudiante recordó que el docente siempre se sentaba con ellos y los aconsejaba sobre el futuro, relacionando sus materias con lo que veían cotidianamente.

Marcelo es un profe tan querido y recordado que no pasó demasiado tiempo para que se formara un grupo de Whatsapp entre los exestudiantes del Doña Carola a través del cual comenzaron a juntar dinero para comprar el vehículo.

Una vez que juntaron el monto que el profe pedía por el auto, los exalumnos le organizaron una sorpresa gracias a la complicidad del hijo del docente y hasta llamaron a las cámaras de televisión.

Ex- alunos compram carro de professor e dão de presente para o professor,

Además de comprarle el auto "escarabajo" para devolvérselo, el grupo le dio una gran sorpresa al profe: armaron una campaña para remodelar el auto y dejarlo como nuevo.

Sorpresón

Un video dado a conocer por la televisión brasileña muestra a Marcelo muy emocionado, detrás se escuchan los aplausos de sus exestudiantes, quienes le dieron la sorpresa de su vida.

Fue el final de una tarde inolvidable, que comenzó con una entrevista televisiva al hijo del docente con la excusa de la venta de este particular autito que llevaba en su poder casi cinco décadas.

Mientras esperaban al comprador, le propusieron a Marcelo que diera un último paseo en el auto que tanto quiso y durante tanto tiempo lo llevó y lo trajo a todos lados.

En ese momento, un amigo de la familia hizo como si se le hubiera quedado el auto. Fue entonces cuando sus exalumnos aprovecharon para acercarse y le dieron la sorpresa provocando la emoción del profe Marcelo.

Le dieron la llave de su vehículo y lo ovacionaron. Marcelo lloró de emoción. Después le contaron que se lo iban a arreglar para que le quedara flamante.