Diario Uno > Mundo > Biden

Trump "sufre" llamadas para trabajar con el equipo de Biden en transición

Trump enfrenta presiones para cooperar con el equipo del presidente electo Joe Biden para garantizar transparencia las elecciones en Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump enfrenta presiones para cooperar con el equipo del presidente electo Joe Biden para garantizar una transferencia de poder sin problemas cuando la nueva administración asuma el cargo en enero, tras las elecciones en Estados Unidos ganadas por el demócrata.

La Administración de Servicios Generales tiene la tarea de reconocer formalmente a Biden como presidente electo, lo que da inicio a la transición. Pero la administradora designada por Trump de la agencia, Emily Murphy, no ha iniciado el proceso y no ha dado ninguna orientación sobre cuándo lo hará.

Te puede interesar...

Esa falta de claridad está alimentando preguntas sobre si Trump, que no ha reconocido públicamente la victoria de Biden y ha afirmado falsamente que las elecciones fueron robadas y que hubo fraude, obstaculizará a los demócratas mientras intentan establecer un gobierno.

Pocos antecedentes

Hay pocos precedentes en la era moderna de que un presidente erija tales obstáculos para su sucesor, según la agencia AP. Lo que está en juego es especialmente alto este año porque Biden asumirá el cargo en medio de una pandemia furiosa, que requerirá una respuesta gubernamental integral.

"La seguridad nacional y los intereses económicos de Estados Unidos dependen de que el gobierno federal indique clara y rápidamente que el gobierno de Estados Unidos respetará la voluntad del pueblo estadounidense y participará en una transferencia de poder tranquila y pacífica", tuiteó Jen Psaki, asistente de transición de Biden. "La seguridad nacional y los intereses económicos de Estados Unidos dependen de que el gobierno federal indique clara y rápidamente que el gobierno de Estados Unidos respetará la voluntad del pueblo estadounidense y participará en una transferencia de poder tranquila y pacífica", tuiteó Jen Psaki, asistente de transición de Biden.

https://twitter.com/jrpsaki/status/1325507775036874753

La junta asesora del Centro para la Transición Presidencial no partidista también instó a la administración Trump a "comenzar inmediatamente el proceso de transición postelectoral y al equipo de Biden a aprovechar al máximo los recursos disponibles en virtud de la Ley de Transición Presidencial".

Biden, quien fue elegido presidente número 46 el sábado, está tomando medidas para construir un gobierno a pesar de las dudas sobre si Trump ofrecerá la asistencia tradicional.

Se centra primero en el coronavirus, que ya ha matado a casi 240.000 estadounidenses, y anunciará los detalles el lunes de un grupo de trabajo que creará un plan para intentar controlar la pandemia que planea comenzar a implementar después de asumir la presidencia el 20 de enero.

Biden también estaba armando equipos de revisión de agencias, grupos de personal de transición que tienen acceso a agencias clave en la administración actual. Recopilarán y revisarán información como decisiones presupuestarias y de personal, regulaciones pendientes y otros trabajos en progreso del personal actual de la administración de Trump en los departamentos para ayudar al equipo de Biden a prepararse para la transición.

Pero ese proceso no puede comenzar por completo hasta que la GSA reconozca a Biden como presidente electo.

Se supone que el liderazgo de la GSA debe actuar de manera independiente y no partidista, y al menos algunos elementos del gobierno federal ya han comenzado a implementar planes de transición. Los funcionarios de aviación, por ejemplo, han restringido el espacio aéreo sobre la casa frente al lago de Biden en Wilmington, Delaware, mientras que el Servicio Secreto ha comenzado a utilizar agentes de su equipo de protección presidencial para el presidente electo y su familia.

Hubo otras señales de que algunos líderes se estaban preparando para una nueva administración.

Los asistentes de Biden dijeron que el presidente electo y el equipo de transición se habían puesto en contacto con los legisladores republicanos. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, uno de los aliados más cercanos de Trump, inauguró una reunión de gabinete el domingo felicitando a Biden, exvicepresidente y senador desde hace mucho tiempo.

"Tengo una conexión personal larga y cálida con Joe Biden durante casi 40 años, y lo conozco como un gran amigo del estado de Israel", dijo Netanyahu. "Tengo una conexión personal larga y cálida con Joe Biden durante casi 40 años, y lo conozco como un gran amigo del estado de Israel", dijo Netanyahu.

George W. Bush, el único ex presidente republicano vivo, llamó a Biden "un buen hombre, que ha ganado la oportunidad de liderar y unificar nuestro país".

Pero otros republicanos, incluido el senador Lindsey Graham de Carolina del Sur, instaron a Trump a continuar con los desafíos legales relacionados con las elecciones, lo que hace más probable una transición accidentada.

Fuente: AP.