Mundo Lunes, 24 de septiembre de 2018

Tanzania entierra a 224 víctimas del naufragio del ferry

Este fue el balance del accidente del barco que llevaba el triple de pasajeros permitido y que volcó en el Lago Victoria. Hubo 41 sobrevivientes.

Tanzania, de duelo nacional por el naufragio del ferry en el sur del lago Victoria, que dejó al menos 224 muertos, y que transportaba hasta el triple de los pasajeros permitidos, celebró los "funerales nacionales" por las víctimas.

Durante una ceremonia en la isla de Ukara, frente a la que zozobró el ferry, el primer ministro Kassim Majaliwa señaló "un gran duelo para toda la nación". Simbólicamente, se colocó una decena de ataúdes en tumbas individuales, especialmente los que contenían los cuerpos que no pudieron ser identificados.

El resto de los féretros fueron recogidos por allegados que desean realizar funerales más íntimos, o serán enterrados más tarde. Los representantes de varias confesiones religiosas rezaron breves plegarias y se depositaron ramos de flores delante de los ataúdes. Las banderas ondeaban a media asta en todo el país.

Las operaciones de búsqueda de los cuerpos continuaban, dijo, así como las de sacar al ferry del agua. Aunque según las declaraciones del ministro de Transportes, Isack Kamwelwe, "lo esencial está hecho".

Los rescatistas se afanaban aún alrededor del casco del barco que emergía del agua a unas decenas de metros de la isla de Ukara, destino final del ferry. El naufragio tuvo lugar cerca de la orilla, pero el balance tuvo proporciones dramáticas ya que, como en otros naufragios ocurridos en la región de los Grandes Lagos, la mayoría de la gente no sabía nadar.

El primer ministro comunicó las últimas cifras disponibles: 224 muertos, entre ellos 126 mujeres, 71 hombres, 17 niñas y 10 niños, y 41 supervivientes, antes de mencionar las causas de la catástrofe.

"Según las primeras informaciones, una de las causas del accidente es la sobrecarga", dijo.

"El gobierno tomó algunas medidas. Ya hemos procedido a la detención de todas las personas encargadas de la gestión y supervisión del MV Nyerere. [...] Los interrogatorios comenzaron", continuó.

El ministro de Transportes detalló después que "según las informaciones de las que disponemos ahora, este ferry había embarcado a 256 pasajeros". La capacidad oficial de transporte era de 101 personas.

Según algunos testigos y sobrevivientes, varios pasajeros se desplazaron hacia la proa al acercarse al muelle, un movimiento que parece que desequilibró a la embarcación. Según otras, el capitán, distraído con su celular, no realizó bien la maniobra de acercamiento al embarcadero y, al intentar solucionarlo, realizó una maniobra brutal que hizo naufragar al ferry.