Mundo Lunes, 8 de octubre de 2018

Talibanes llaman a la violencia en las elecciones en Afganistán

En un comunicado de su portavoz Zabihulá Mujahid, el grupo talibán llama a sus "muyahidines a frenar ese proceso dirigido por Estados Unidos".

Los talibanes lanzaron el lunes un llamado a la violencia contra las fuerzas de seguridad afganas para que fracasen las elecciones legislativas del 20 de octubre, en momentos que el emisario estadounidense para la paz en Afganistán, Zalmay Khalilzad, efectúa sus primeras consultas en Kabul.

En un comunicado de su portavoz Zabihulá Mujahid, el grupo talibán llama a sus "muyahidines a frenar ese proceso dirigido por Estados Unidos usando todos los medios a disposición" pero "cuidando la vida de los habitantes y de sus propiedades".

"Aquellos que respaldan el éxito de este proceso ayudando con la seguridad", es decir las fuerzas afganas, "deben ser blanco" de ataques, agregó el texto. "Se tiene que poner en marcha todo para hacer fracasar ese complot malicioso de los estadounidenses".

El comunicado fue publicado cuando el diplomático estadounidense encargado de dirigir los esfuerzos de paz en Afganistán, Zalmay Khalilzad, llegó el domingo en su primera visita a Kabul desde que fue designado en el cargo a principios de septiembre.

Su viaje de diez días en la región lo llevará también a Pakistán, Emiratos Árabes Unidos, Catar y Arabia Saudita, para "coordinar y dirigir los esfuerzos de Estados Unidos para llevar a los talibanes a la mesa de negociaciones", había anunciado la semana pasada en un comunicado el departamento de Estado estadounidense.

Khalilzad se reunió el domingo en la noche con el presidente afgano, Ashraf Ghani, y otros responsables.

La gira de Khalilzad se inscribe en el marco de los esfuerzos diplomáticos desplegados para intentar poner fin al conflicto entre las fuerzas afganas, apoyadas por Estados Unidos y las fuerzas de la OTAN, y los talibanes.

"Voy a utilizar mi experiencia en la escena internacional y mis relaciones en la región para alcanzar el objetivo" de paz, declaró antes de la reunión quien fuera embajador en Kabul, Bagdad y Naciones Unidas.

Este lunes, el jefe del ejecutivo afgano, Abdullah Abdullah celebró las intenciones estadounidenses.

"Creemos que cuanto más se preste atención al proceso, más posibilidades de éxito habrá", dijo al expresar su esperanza de que los talibanes aprovechen "esta oportunidad para poner fin a la guerra".

Pero los insurgentes, que observaron un cese al fuego inédito a final del Ramadán en junio, volvieron este lunes a recordar sus principales reivindicaciones.

"Nosotros reiteramos y recordamos a los invasores extranjeros y a los que conciben estas falsas elecciones que la verdadera solución a la crisis afgana actual reside en el retiro completo de todas las fuerzas de ocupación extranjeras y en el restablecimiento de una soberanía puramente islámica", insistió el comunicado.