Mundo
Otra del Papa. Francisco habló así durante una visita a enfermos y octogenarios acogidos por la Iglesia. Celebró que todos ellos mantengan intacta “la inteligencia de la vida”.

“Soy un poco anciano, pero no tanto, ¿eh?”

Por UNO

Con su clásico humor, el papa Francisco les pidió a los ancianos y un grupo deportivo de la parroquia Regina Pacis de Ostia que recen por él, como siempre, pero esta vez agregó un reparo: “Soy un poco anciano, un poco enfermo, pero no tanto, ¿eh?”.Francisco visitó la parroquia más antigua de Ostia, a 20 kilómetros de Roma, y tuvo además reuniones con otros grupos de jóvenes, catequistas y niños.

“Agradezco al Señor que en esta comunidad sean curados los ancianos y los enfermos: cuando en la comunidad ancianos y enfermos no son curados, algo falta”, dijo Jorge Bergoglio.

“Les agradezco por lo que hacen por los pobres de Dios y les pido que recen por mí, que soy un poco anciano, un poco enfermo, pero no tanto, ¿eh?”, dijo, en tono de broma.

La primera cita de Bergoglio con los parroquianos de Regina Pacis tuvo lugar en el gimnasio adyacente a la Iglesia.

Francisco se entretuvo primero saludando uno por uno a los ancianos y enfermos, que lo esperaron sentados, y luego improvisó un breve discurso. “Es lindo estar en este gimnasio –dijo– donde juegan los niños y los jóvenes y donde hoy están los ancianos, los que tienen la inteligencia de la vida, la inteligencia del dolor, de la paciencia, una inteligencia que nosotros olvidamos tanto”, dijo el pontífice.

El Papa observó que los ancianos de la parroquia en un cierto sentido son “privilegiados” porque tiene un papel y son acogidos por la comunidad eclesial.

Contra los abusos

Al inicio de esta semana, el Papa rezó el Regina Coeli desde la ventana del estudio sobre la Plaza San Pedro, frente a unas 50 mil personas. Durante la oración, recordó además a los fieles que gracias a la Iglesia “podemos continuar en comunión vital con Cristo”.

Más tarde agradeció a la asociación italiana Meter por su “compromiso” en “la prevención de los crímenes” de abusos de niños, e instó a involucrarse a “todos para que cada persona, en especial los niños, esté siempre defendida y protegida”.

►Seguridad y religión. El papa Francisco recomendó a los guardias suizos que lleven un “pequeño Evangelio siempre en el bolsillo” y recen el rosario “durante los piquetes de honor’”, en los que acompañan a jefes de Estado y otras personalidades.

Dejá tu comentario