Diario Uno Mundo Brasil
Tomó 31 rehenes

Este es el secuestrador que fue abatido en Brasil

Por UNO

Autoridades brasileras dieron a conocer la imagen del secuestrador de un micro con 31 pasajeros que fue abatido por la Policía de ese país. El delincuente fue muerto a tiros este martes por la mañana en la ciudad de Río de Janeiro.

Te puede interesar: Un policía mató a un hombre de una patada en el pecho porque entorpecía el tránsito

Un secuestrador armado con lo que resultó ser un una pistola de juguete fue asesinado a tiros después de que retuvo a un grupo de pasajeros como rehenes durante varias horas en un puente importante de la mencionada ciudad en el tráfico de la hora pico.

Decenas de personas quedaron atrapadas en el autobús público en un puente muy transitado que conecta Río con la ciudad vecina de Niteroi después de que el hombre, que también transportaba gasolina, se lo impidiera.

El individuo mantuvo durante casi cuatro horas como rehenes a los pasajeros de un autobús en el puente que une Río de Janeiro con la vecina ciudad de Niteroi. Luego fue abatido por francotiradores de la policía.

"Fue necesario disparar", declaró a la televisión Globo el coronel Mauro Fliess, precisando que 31 personas se hallaban retenidas en ese momento como rehenes en el bus y no 16 como se había indicado previamente.

Un tirador de élite de la Policía abatió al hombre armado que esta mañana tomó más de 30 rehenes en un autobús en el puente Río-Niterói, en Río de Janeiro, Brasil. Un tirador de élite de la Policía abatió al hombre armado que esta mañana tomó más de 30 rehenes en un autobús en el puente Río-Niterói, en Río de Janeiro, Brasil.

Autoridades brasileras

Al menos seis rehenes habían sido liberados previamente. La toma de rehenes se inició hacia las 5:30 locales (08:30 GMT).

La policía intentó negociar con el secuestrador, que según el portal G1 tenía una pistola y un bidón de gasolina, cuando se oyeron los disparos que lo abatieron, provocando aplausos de la muchedumbre de curiosos presentes en el lugar.

"La prioridad absoluta es la protección de los rehenes", tuiteó poco antes del desenlace el gobernador del estado de Río, Wilson Witzel.

El secuestro de autobuses tiene algunos precedentes en Río.

En agosto de 2011, uno de ellos dejó tres heridos en pleno centro de la ciudad.

   En junio de 2000, una rehén fue asesinada y el atacante falleció tras ser capturado por las autoridades. Ese hecho inspiró una película.

Temas relacionados: