Muerte del exPapa

Se conocieron las primeras imágenes del cuerpo de Benedicto XVI

Luego de la muerte del papa emérito ocurrida este sábado, el cadáver de Benedicto XVI podrá ser visitado por los fieles en la plaza de San Pedro.

Por UNO

El deceso se produjo en el primer piso del Monasterio Mater Ecclesiae, ubicado en los Jardines del Vaticano. Los fieles podrán despedir al ex Papa hasta el próximo jueves, cuando Francisco presida el funeral en la plaza de San Pedro.

►TE PUEDE INTERESAR: Murió Cacho Cortez, emblema del periodismo mendocino

En las ultimas horas se difundieron las primeras imágenes del cuerpo de Benedicto XVI en su lecho de muerte vistiendo los paramentos pontificales. Se trata de una sotana blanca y una casulla roja, además en sus manos sostiene un rosario y sobre la cabeza lleva a mitra.

benedicto XVI.jpg
El deceso de Benedicto XVI ocurrió este último sábado tras una larga enfermedad.

El deceso de Benedicto XVI ocurrió este último sábado tras una larga enfermedad.

El miércoles 28 de diciembre el papa Francisco había confirmado públicamente la gravedad de la salud de Benedicto XVI, que tenia 95 años. Monseñor Ganswein, su colaborador mas cercano en las últimas décadas, fue el encargado de impartir el sacramento de la extrema unción en su habitación.

Por su parte, Francisco manifestó de manera publica su “gratitud” por el papa y teólogo alemán. Además, revelo que durante estos casi diez años de convivencia lo visitó en varias oportunidades y lo calificó como “un abuelo sabio” para la Iglesia.

Como indica la tradición, cuando fallece un papa los funerales y la sucesión son establecidos por la Constitución Apostólica, sin embargo, esta vez deberán improvisar ya que se es la primera vez en la historia que se celebran las exequias de un papa emérito, que no esta cumpliendo sus funciones como tal.

En general, la muerte de un papa desencadena la convocatoria casi urgente de un cónclave y los cardenales del mundo entero son convocados para eligir a su sucesor. Esta vez sera distinto ya que Francisco asumió su cargo en 2013 luego de ser elegido pontífice por la renuncia de Benedicto XVI. Por eso su funeral no presenta un protocolo específico, a diferencia de lo que ocurrió en ocasiones anteriores.