Mundo Lunes, 26 de marzo de 2018

Protestas y represiones en Barcelona por la detención de Puigdemont

La detención de Carles Puigdemont en Alemania reavivó las manifestaciones de protestas en Cataluña que terminaron en represiones policiales y al menos unas cuatro personas detenidas y otras 80 resultaron con heridas leves en Barcelona y en Lleida.

La mayor movilización se vivió en la capital catalana donde miles de personas se concentraron ante el consulado alemán en las Torres Mapfre para presionar a su gobierno y lograr la puesta en libertad de Puigdemont. Las protestas se multiplicaron en todo el territorio y, de forma concreta,en carreteras y ante las subdelegaciones del Gobierno español, en todas las capitales de provincia. La delegación de Barcelona fue el epicentro de los momentos de mayor tensión.

La policía catalana realizaron varias cargas en los cordones establecidos en cuatro calles para evitar que grupos de manifestantes lograran llegar hasta el edificiodel consulado. Durante más de cinco horas, agentes antidisturbios y los manifestantes protagonizaron enfrentamientos cuando las fuerzas de seguridad intentaban disolver la protesta.

"Primavera catalana"

También los llamados Comités de Defensa de la República, unos grupos autoorganizados más radicales, llamaron a manifestarse en las Ramblas de Barcelona y horas más tarde ante la delegación del gobierno español, donde el viernes ya se produjeron choques entre manifestantes y policía tras anunciarse el encarcelamiento de cinco líderes separatistas y las órdenes de detención europea contra otros seis, estos colectivos llamaron a iniciar un ciclo de movilizaciones al que llaman "primavera catalana" a imagen de las protestas que surgieron en 2011 en varios países árabes.

"Ante esta grave situación tenemos que responder juntos", instaba la cuenta oficial de Twitter de los CDR llamando a estas protestas bajo el lema "Contra la represión y hacia la República".