Diario Uno Mundo Covid-19
Pandemia

El premio Nobel de medicina que descubrió el VIH sostiene que el coronavirus fue creado en un laboratorio

En medio de las acusaciones del mismo presidente Donald Trump, quien afirmó que la idea de que el coronavirus salió de un laboratorio de  Wuhan, en China, “parece tener sentido”, un especialista francés se ha hecho eco a esta idea de la conspiración. El médico virólogo Luc Montagnier, ganador del Premio Nobel de Medicina, aseguró que el coronavirus se diseño en un laboratorio en China.

Te puede interesar: AFIP: cuándo podrá tramitarse el crédito tasa 0 para monotributistas

Montagnier, ganador del Premio Nobel de Medicina, sostiene que el coronavirus se diseño en un laboratorio en China como parte de los intentos por crear una vacuna contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Este médico recibió el galardón en 2008 por identificar el VIH junto con su colega, la profesora Françoise Barre-Sinoussi.

En una entrevista realizada por el medioo francés Porquoi Docteur, el también biólogo y catedrático aseguró que la teoría de que el virus que generó la pandemia que ahora sufre el mundo, se inició en un mercado de animales en Wuhan, “es una bella leyenda, pero no es posible. El virus salió de un laboratorio de Wuhan“.

“Hemos llegado a la conclusión de que este virus fue creado”, dijo el científico francés, y aseguró que el laboratorio de la ciudad china “se ha especializado en estos coronavirus desde principios de la década de 2000. Tienen experiencia en esta área”.

 Embed      

Además subrayó que el genoma del coronavirus Covid-19 tiene elementos del VIH y de la malaria, algo que es “altamente sospechoso”.

Sin embargo, otros representantes mundiales de la comunidad médica cuestionaron sus declaraciones señalando que en los últimos años el doctor Montagnier ha defendido tendencias poco científicas, como la homeopatía, e incluso ha adoptado una postura antivacunas.

"Ha habido una manipulación del virus: al menos una parte, no la totalidad. Hay un modelo, que es el virus clásico, que proviene principalmente de los murciélagos, pero al que se han agregado secuencias de VIH”, aseguró el especialista en el canal francés CNEWS.

 Embed      

“En todos los casos, no es natural”, indicó Montagnier. "Es el trabajo de profesionales, de biólogos moleculares. Un trabajo muy meticuloso. ¿Con que objetivo? No lo sé. Una hipótesis es que querían crear una vacuna contra el SIDA”, adviritó.

Para dar fuerza a su teoría, Montagnier citó el estudio de un grupo de investigadores del Instituto Indio de Tecnología de Nueva Delhi, que halló “un parecido extraño” y que “tiene pocas posibilidades de ser fortuito” en las secuencias de aminoácidos de una proteína de SARS-CoV-2 y el de VIH-1.

El estudio, publicado en un sitio web donde los científicos comparten análisis en curso, sin verificación de expertos, fue retirado posteriormente por sus autores.

También predijo la casi segura desaparición del virus, debido a que el supuesto origen artificial del virus lo estaría debilitando.

“Uno puede hacer muchas cosas con la naturaleza, pero si usted hace una construcción artificial, es poco probable que sobreviva. La naturaleza ama las cosas armoniosas, lo que es ajeno, como un virus que llega de otro virus por ejemplo, no es bien tolerado”, dijo.

Para el científico, las partes del virus en las que se insertó VIH están mutando rápidamente y esto llevará a su autodestrucción.

“Por eso lo que vemos es que en el Oeste de los Estados Unidos, en Seattle, las secuencias están destruidas, prácticamente inexistentes. Entonces si el poder patógeno del coronavirus está ligado a la inserción de estas secuencias, podemos pensar que va a desaparecer”, cerró Montagnier.

Seguir leyendo