Diario Uno Mundo Colorado
Descuido fatal

Un niño de dos años murió al dispararse con una pistola pensando que era de juguete

Por UNO

Un niño de dos años murió en Colorado, Estados Unidos, al dispararse con una pistola en la boca pensándose que era de juguete. El pequeño, llamado Lokhi Bloom, estaba acostumbrado a beber agua de sus pistolas de juguete pero se confundió de arma y murió en el acto.

Te puede interesar: Se paga lo descontado durante el año. ANSES: en diciembre los beneficiarios de la AUH deben cobrar $9.106 por hijo

La policía halló drogas y un hacha junto a los juegos de Bloom, según ha expresado el diario "The Gazette". Ahora, un juez de Colorado condenó a 24 años de prisión a su madre, Melissa Michelle Adamson, de 33 años, culpable de la negligencia que llevó al fallecimiento del pequeño Locki, en el lamentable hecho ocurrido 21 de octubre de 2018.

En un principio, sus abogados quisieron culpar al padre, según cuenta la revista People recogiendo informes de medios locales. Pero al final, Adamson ha aceptado un acuerdo de culpabilidad con los fiscales. La mujer está siendo tratada para terminar con su adicción a la metanfetamina.

El pasado de Adamson había sido muy turbio, con altercados con violentos narcotraficantes que, según ella, le obligaban a tener varias armas en casa, como varias pistolas como con la que disparó Locki o un hacha que encontró la Policía durante el registro. También hallaron agujas para inyectar droga que estaban al alcance de su hijo.

La mujer relató que tenía el arma para defenderse de un traficante de drogas que amenazó con matarla. También se declaró culpable de proporcionar marihuana a menores.

Temas relacionados: