Mundo Lunes, 24 de septiembre de 2018

Muerto de un disparo en una marcha opositora en Nicaragua

La movilización fue atacada por policías y fuerzas paramilitares, que dispararon a quienes marchaban por el barrio popular América 3.

Un muerto y al menos cuatro heridos es el saldo del ataque que sufrieron ayer manifestantes que marchaban en Managua por la liberación de los detenidos por protestar contra el gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

La movilización fue atacada por policías y fuerzas paramilitares, que dispararon a quienes marchaban por el barrio popular América 3, al norte de Managua, y que obligó a la gente a refugiarse en la parroquia Nuestra Señora de Las Américas, según el diario La Prensa, de Nicaragua.

La policía confirmó la muerte de Max Andrés Romero durante la manifestación, pero aseguró que se había producido durante el "fuego cruzado" entre manifestantes.

"Somos la voz de los presos políticos", fue el lema de los manifestantes que desde las 10 del domingo reclamaron la liberación de los detenidos y que se movilizaron en Managua a pesar de una fuerte presencia policial y fanáticos sandinistas.

En tanto, el presidente Ortega amenazó con más represión, juicios y capturas a los manifestantes, y llamó a sus bases a reactivar "la economía popular". Al grito de "El pueblo unido jamás será vencido" y consignas a favor de la liberación de los detenidos, considerados "reos políticos" arrestados por protestar contra Ortega, en medio de la crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos desde abril pasado, los manifestantes marcharon por rutas improvisadas debido a la fuerte presencia de agentes antidisturbios que bloquearon algunos accesos a Managua.

Familiares de los detenidos, con pancartas y banderas de Nicaragua, y algunos vestidos con trajes típicos, cantaban música nacional y consignas a favor de la patria y de la libertad, como "Abajo la dictadura" de Ortega y "Ni un paso atrás".