Diario Uno > Mundo > crimen

Misterioso crimen sin resolver: parecía tener una vida perfecta y apareció muerta con sus hijas

Nichol Olsen, madre de tres hijos, apareció muerta en su casa de Texas junto a sus hijas de 16 y 10 años. Las tres tenían disparos. La Policía dijo que ella las mató y se suicidó

La misterios muerte de Nichol Olsen y sus hijas aún cautiva a los habitantes de Texas, Estados Unidos. La mujer de 37 años parecía tener una vida perfecta. Tenía tres hijos, un negocio estable en San Antonio, muchas amistades, una vida social muy activa y un reciente emprendimiento. ¿Crimen sin resolver?

Alexa y London eran sus hijas, a quienes se dedicaba de lleno. La mayor tenía 16 años y era porrista en Clark High School. La menor tenía 10. Iba a quinto grado en Leon Springs Elementary School. Las tres aparecieron muertas en su enorme casa el 10 de enero de 2019. Tenían disparos.

Te puede interesar...

El forense aseguró que todos provinieron de un arma de fuego, que fue disparada por la propia Nichol Olsen, quien primero mató a sus hijas y después se suicidó.

Esa explicación no le cerró a nadie. "Amaba a esas chicas", decía Vanessa Turney, amiga de la mujer a la revista People tras el crimen.

Nichol Olsen había conocido al empresario Charlie Wheeler por Instagram. Con el tiempo, se mudaron juntos a una enorme casa en Anaqua Springs Ranch.

El 10 de enero de 2019 por la mañana, fue Wheeler el que advirtió al 911 que hacía encontrado a su pareja y a las dos niñas muertas en la vivienda.

Según relató a la Policía, él no había pasado la noche allí porque había tenido una discusión con Nichol y se había ido a la casa de un familiar. Al regresar a la mañana siguiente, se encontró con la espantosa escena.

Justin, hermano de Nichol Olsen, tampoco creyó la versión del crimen seguido de suicidio: "Es una locura que alguien piense que ella era capaz de matar a sus propias hijas".

Nichol Olsen crimen 1.jpg
Misterioso crimen sin resolver: Nichol Olsen parecía tener una vida perfecta y apareció muerta con sus hijas

Misterioso crimen sin resolver: Nichol Olsen parecía tener una vida perfecta y apareció muerta con sus hijas

"Estaba haciendo planes para el futuro, estaba inscribiendo a Londres en clases de canto", agregó conmovido.

El alguacil del condado de Bexar, Javier Salazar, había detallado que los investigadores no encontraban nada para anular la decisión del crimen seguido de suicidio que había dictaminado el forense pero meses después decidió pasar el caso a un investigador de casos sin resolver.

Los padres de London y Alexa, las niñas muertas, culpan a Wheeler, no haber cometido el asesinato sino de homicidio culposo por negligencia.

En la demanda el padre de London, Héctor Bribiescas, se alega que después de una larga discusión con Olsen, en la que supuestamente exhibía un “comportamiento cada vez más errático”, Wheeler salió de la casa sabiendo que había dejado un arma de fuego sin asegurar en su buró.

Para la abogada defensora de Wheeler, "es absurdo".

Según People, la Policía sigue investigando pero aún no tiene sospechosos pero el alguacil Salazar aseguró: "Llamar a alguien el asesino de sus propios hijos es lo peor de lo que podrías acusar a alguien. No estoy listo para eso".