Mundo Sábado, 21 de abril de 2018

Los rebeldes empiezan a abandonar una zona en las afueras de Damasco

El acuerdo para la zona de Qalamun Oriental es el último de una serie que ha permitido a rebeldes y civiles abandonar antiguos bastiones de la oposición.

Los rebeldes empezaron a abandonar este sábado una zona al noreste de la capital siria, anunció la agencia de prensa oficial, en el marco de un acuerdo con los insurgentes locales.

El acuerdo para la zona de Qalamun Oriental es el último de una serie de acuerdos que han permitido a rebeldes y civiles abandonar antiguos bastiones de la oposición cerca de Damasco.

"Autobuses llevando terroristas y sus familias empiezan a salir de Rohaiba", una localidad en Qalamun Oriental a unos 60 kilómetros al noreste de Damasco, dijo la agencia estatal SANA, empleando su habitual término para los rebeldes.

La televisión estatal dijo que se esperaba que 3.200 combatientes y sus familiares abandonaran Rohaiba, así como las cercanas localidades de Nasiriya y Jairud el sábado.

"Se llegó a un acuerdo en la región de Qalamun Oriental facilitando una salida de los terroristas (de las ciudades) de Rohaiba, Jairud y Nasiriya" a partir del sábado, afirmó el viernes SANA.

Serán trasladados a Jarabulus, una localidad rebelde al norte, en la provincia de Alepo, y a la provincia vecina de Idlib, donde los rebeldes de línea más dura tienen su mayor control del poder.

El régimen busca asegurar la capital después de anunciar la semana pasada la reconquista completa de lo que fue el último gran bastión rebelde a las afueras de Damasco.

El conflicto de Siria ha acabado con la vida de 350.000 personas y desplazado a millones desde que estalló en 2011 con la brutal represión de las protestas antigubernamentales.