Dijeron que era retención de líquido

Le salió un bulto en la pierna, la diagnosticaron mal y tuvieron que amputarla

Sophia Houlston es una nena de 11 años. Fue atendida por un pequeño quiste en la pierna que finalmente terminó siendo un complejo cáncer

Por UNO

Sophia Houlston es una nena de 11 años a la que le apareció un extraño quiste en la pierna izquierda. Los médicos llegaron a pensar decenas de diagnósticos, pero nunca imaginaron que se trataba de un tipo de cáncer.

La niña comenzó con su problema en el verano del 2020 cuando notó un bulto en su pierna que empezó a crecer cada vez más. De acuerdo a lo que afirmaron Corinne Houlston, de 36 años, y Lee Dawson, de 37, al medio Daily Mail, llevaron a su hija al médico y les dijeron que se trataba de una acumulación de líquido.

Los padres aseveraron: “Nos dijeron que era fluido, que nos fuéramos a casa y descansáramos durante un par de semanas. Pero Sophia seguía quejándose de que le dolía. Después de un mes, volví e insistí en otra radiografía”, detalló Corinne.

Sophia Houlston.jpg
Sophia Houlston perdió parte de su pierna cuando le quitaron el tumor.

Sophia Houlston perdió parte de su pierna cuando le quitaron el tumor.

Luego agregó: “Después nos dijeron que era líquido y nos aconsejaron que levantáramos el pie por encima del corazón. Tratamos de deshacernos de él, pero el bulto simplemente no desapareció”. Frente a la falta de avances, su madre decidió consultar con otro médico clínico y le hicieron exámenes más complejos.

►TE PUEDE INTERESAR: Investigadores de la UNCuyo mostraron que la yerba mate tiene "efecto protector" contra el cáncer de próstata

Después de semanas de pruebas, los profesionales llamaron a Corinne y Sophia para conocer los resultados. Sin embargo, no fueron los que esperaban. “Nunca se me ocurrió que podría ser cáncer. Alguien había mencionado un quiste, así que pensé que era eso. No podía creerlo cuando nos dijeron que el bulto era cáncer. Pensé que al menos lo quitarían”, manifestó.

Sophia Houlston 3.jpg
A pesar de todo, Sophia le pone una sonrisa a la vida. 

A pesar de todo, Sophia le pone una sonrisa a la vida.

La noticia las devastó, pero tenían que movilizarse para tratar el cáncer. “Nos dijeron que todos los nervios y ligamentos de Sophia estaban atravesando el tumor y que no se podía extirpar sin amputarle la parte inferior de la pierna. Éramos solo Sophia y yo sentados en la cita cuando nos dijeron. Su papá estaba afuera debido a Covid y ambos sollozamos. Cuando salimos, ella estaba enferma. Era demasiado para que una niña lo asimilara”, explicó.

Temas relacionados: