Espacio de marca

Cáncer de colon: la importancia de su prevención y detección precoz

Esta enfermedad representa un problema de salud a nivel mundial y la realización de una colonoscopia preventiva a partir de los 50 años es fundamental

Por UNO

El cáncer de colon es el segundo cáncer más frecuente en Argentina, en promedio 4 de cada 100 personas llegarán a ser diagnosticadas. Actualmente se diagnostican más de 15.000 casos anuales y causa alrededor de 7.500 muertes cada año.

Debido a que es uno de los tumores malignos más habituales y representa un problema de salud pública a nivel mundial, profesionales de Hospital Privado Universitario de Córdoba explican en qué consiste esta enfermedad, cómo puede prevenirse y detectarse para un tratamiento adecuado.

En general, el cáncer colorrectal tiene una tasa de supervivencia algo mayor al 60%, pero se eleva más allá del 90% si el tratamiento se inicia en estadios precoces.

Para mejorar el pronóstico de la enfermedad, es importante una identificación temprana del cáncer colorrectal, lo que nos permitirá aumentar la respuesta a los tratamientos y tener menores tasas de mortalidad que en cánceres sintomáticos. Además, detectar y remover

pólipos premalignos antes de que progresen, en determinados pacientes podría prevenir la afección.

Algunos datos sobre el colorrectal

El doctor Mariano Higa, jefe del servicio de Gastroenterología de Hospital Privado, comenta que este tipo de cáncer es el segundo en incidencia, luego del cáncer de mama, y el segundo de mayor mortalidad, después del cáncer de pulmón. Además, detalla que en más del 80% de los casos el cáncer colorrectal tiene una lesión precursora benigna, que es el pólipo adenomatoso o adenoma.

Los adenomas representan el 70% de los pólipos colónicos diagnosticados, son más frecuentes en hombres y su incidencia aumenta con la edad. “Ahora bien, la progresión de los adenomas hacia el cáncer colorrectal es un proceso que se desarrolla paulatinamente, estimándose 10 años para adenomas menores a 1 centímetro, lo que brinda una ventana amplia para su detección y resección”, agrega el doctor Higa.

Los profesionales también hacen hincapié en que el 75% de los cánceres colorrectales son esporádicos y se desarrollan en personas que no presentan antecedentes personales ni familiares de la enfermedad, siendo la edad el principal factor de riesgo. El 25% restante corresponden a personas con riesgo aumentado de padecer este tipo de cáncer, en este grupo se incluyen pacientes con:

  • Antecedente personal de adenoma o cáncer colorrectal (en el caso de los adenomas, este riesgo depende del número y tamaño de los mismos).
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn), relacionado con el proceso de inflamación crónica de la mucosa colónica.
  • Antecedente familiar de adenoma o CCR, dependiendo del número de familiares, grado de parentesco y la edad de aparición del cáncer.
  • Antecedentes de enfermedades hereditarias (Poliposis adenomatosa familiar, síndrome de Lynch).

¿Cómo prevenir esta enfermedad?

“El cáncer colorrectal se puede prevenir y curar en un elevado porcentaje de casos si se diagnostica a tiempo”, destaca el doctor Mariano Higa. Se debe tener en cuenta que no suele presentar síntomas hasta una etapa avanzada y que las personas con cambios en el hábito evacuatorio, dolor abdominal frecuente, anemia o pérdida de peso deben ser valoradas por el especialista.

La recomendación principal es que todas las personas a partir de los 50 y hasta los 75 años, aún asintomáticas, se realicen exámenes regulares para detectar y extirpar los adenomas o diagnosticar y tratar el cáncer colorrectal en un estadio temprano.

En caso de tener riesgo aumentado, por recomendación de los profesionales especialistas y según lo nombrado anteriormente, puede ser necesaria la realización de estudios a más temprana edad.

A los 50 años es la edad óptima para la realización de la colonoscopia Hospital Privado Universitario de Córdoba.jpg
A los 50 años es la edad óptima para la realización de la colonoscopia.

A los 50 años es la edad óptima para la realización de la colonoscopia.

Además, también es fundamental identificar los factores de riesgo de cáncer colorrectal, tanto en la dieta como en el estilo de vida de las personas para intentar modificarlos. Las recomendaciones generales son: consumir una dieta rica en fibras (vegetales y frutas), reducir el consumo de carnes rojas y grasas de origen animal, ingerir productos ricos en calcio (lácteos), realizar ejercicio físico regularmente, evitar el sobrepeso, moderar el consumo de alcohol y evitar el tabaco.

Métodos de rastreo

En Hospital Privado Universitario de Córdoba se ofrecen métodos de rastreo efectivos, según las necesidades y preferencias del paciente, los más utilizados son:

Colonoscopía: es un método de diagnóstico y tratamiento. Con un endoscopio a través de recto se observa el intestino grueso o colon del paciente, lo que permite el estudio del mismo, la toma de biopsias y el tratamiento de algunas lesiones que asientan en la pared del intestino, como pólipos, cáncer, divertículos, enfermedades inflamatorias, entre otras. El endoscopio consiste en un tubo largo y flexible que se conecta a una fuente de luz y las imágenes recogidas se transmiten a un monitor y a una computadora que almacena datos y permite su estudio. A través del endoscopio se pueden extraer pólipos o muestras, siempre que reúnan las condiciones requeridas y seguras.

La realizan médicos endoscopistas especializados, requiere preparación del intestino y se realiza con sedación, por lo que la persona no siente dolor ni malestar. De ser normal se debe repetir a los 10 años, y no está indicado realizar otro tipo de pruebas de tamizaje en ese intervalo.

Test inmunológico: consiste en un análisis de la materia fecal en búsqueda de sangre oculta. Se recolecta una muestra en frasco estéril y el laboratorio evalúa la presencia de sangre microscópica, es decir, imperceptible a simple vista. No requiere preparación previa. De ser negativo, debe repetirse de forma anual.

Sobre los métodos de rastreo, desde la institución explican que los exámenes de detección se realizan cuando todavía no hay síntomas y se suelen repetir de forma periódica. Cabe destacar que si el profesional solicita un examen de detección no siempre es porque piensa que el paciente tiene cáncer, pueden ser preventivos.

Un consultorio para la detección en Hospital Privado Universitario de Córdoba

En la sede en la zona norte de Córdoba Capital, Hospital Privado Universitario de Córdoba habilitó un Consultorio de Detección de Cáncer de Colon. Participa el servicio de Medicina Familiar y Ambulatoria, y propone brindar asesoramiento sobre este tipo de enfermedad, consejería e indicaciones para iniciar rastreos y valorar resultados. En este programa participan especialistas en medicina familiar y gastroenterología, y trabajan a la par para garantizar la mejor atención.

La doctora Paula Rodríguez, profesional del centro médico cordobés y referente del Consultorio, comenta que “la intención es tener encuentros donde se aborde el tema con exclusividad, para garantizar la atención que merece. El cáncer de colon es una enfermedad frecuente, pero existen medidas que mejoran el resultado de los tratamientos e incluso lo previenen”. La profesional agrega también que lo que se busca con este espacio es asesorar e informar a cada paciente sobre su salud, tomar decisiones compartidas respecto a qué acciones pueden tomar, si es conveniente realizar o no algún estudio, cuál es el mejor para cada caso, y dedicarle a la consulta el tiempo necesario para despejar dudas.

Desde el servicio de Medicina Familiar y Ambulatoria acompañan a las personas a lo largo de su vida en controles de salud regulares, con un enfoque integral y visión preventiva. Es por eso que es importante acercar esta información y consejo temprano a pacientes sin síntomas.

¿Cómo seguir de acuerdo a los resultados?

El rastreo en este consultorio incluye una consulta de seguimiento para la lectura de resultados, donde se informará cualquier tipo de hallazgo normal o anormal y se orientarán las acciones posteriores a los mismos.

Si la prueba de rastreo fue incompleta o los resultados insuficientes debe ser repetida. En cambio, si se obtiene un resultado positivo en pruebas que no sean colonoscopía deberá programarse el estudio endoscópico dentro de los 3 meses posteriores.

Además, es importante recordar que pacientes con síntomas o signos gastrointestinales deben ser evaluados de forma global, más allá de un resultado negativo en pruebas no invasivas.

Sobre Hospital Privado Universitario de Córdoba

Hospital Privado Universitario de Córdoba es una institución médica ubicada en el centro de Argentina que brinda medicina de excelencia a los pacientes, tanto de manera particular como a través de numerosos convenios con distintas obras sociales del país y prestigiosas aseguradoras internacionales. Se encuentra entre los principales centros de derivación a nivel nacional, abarcando todas las especialidades médicas. Las diferentes áreas de complejidad están a cargo de profesionales destacados con logros únicos en el interior del país.

Su sede central, ubicada en Av. Naciones Unidas 346 de Córdoba Capital, abarca 30.000 m2, está integrada por cinco plantas totalmente renovadas y equipadas con aparatología de avanzada, amplias habitaciones con la mayor comodidad, quirófanos y unidades de última generación.

Para solicitar atención a distancia en esta institución de salud de referencia, comunicarse vía WhatsApp al (0351) 155743914 o completar el formulario online aquí.