Diario Uno Mundo Juicio millonario
Ganó el ebrio

Le ganó un juicio millonario a un bar por emborracharlo

Un cliente le ganó un juicio millonario a un bar porque se cayó después de haberse emborrachado. El bar deberá pagarle más de 5 millones de dólares

Por UNO

(Editado por Pablo González) Un cliente le ganó un juicio millonario a un bar porque se cayó luego de haber estado bebiendo y haberse emborrachado. El insólito juicio y hecho sucedió en un restaurante de Texas, en Estados Unidos.

borracho.jpg

El demandante se había caído, luego de que tuviera un altercado con otro cliente ebrio en el estableciemiento, lo que le provocó graves heridas, las cuales lo llevaron a ganar el juicio. Un hombre de la ciudad de Andrews ganó el pasado 27 de julio una demanda de 5,5 millones de dólares impuesta contra el bar "La Fogata Mexican Grill", por haberlo emborrachado y sucesivamente haberlo puesto “a tono” para culminar su embriaguez con una pelea callejera que le provocó heridas. Como si esto fuera poco, Rawls había sido detenido varias veces por cargos de intoxicación en público y por haber provocado diversos disturbios.

Seguir leyendo

El demandante, llamado Daniel Rawls, había acusado al bar por los hechos que sufrió el 21 de mayo de 2019, cuando se peleó con un tal Robert Henrickson, luego de que discutieran fuertemente, producto de permanecer en un estado de embriaguez. Según en los expedientes de la prisión de la ciudad de Andrews, Rawls fue detenido dos veces por cargos de intoxicación en público.

Henrickson también había bebido mucho aquel día y fue lastimado en su cabeza. En ese sentido, tuvo un herida "grave y debilitante", ocurdida luego de que Henrickson lo empujara y se cayera sobre “un terreno desigual”, según dice la demanda presentada ante la Justicia de ese estado. Tras bambolearse, el borracho trastabilló en el estacionamiento del bar y cayó en ese sitio.

Los dos ebrios coincidieron en que la culpa la tuvo La Fogata, un bar ubicado en esa ciudad texana. Al parecer, su propietario, Lourdes Galindo, no intervino cuando el barman le servía una y otra copa a los dos clientes, que ya venían discutiendo desde que llegaron al establecimiento gastronómico. Además, el barman dejó que los hombres que bebieron en exceso salieran del bar, juntos.

Los jueces determinaron (pese a que Rawls tenía un extenso prontuario de disturbios en la vía pública y otros tantos por intoxicarse en público) que el barman no recibió la suficiente formación para detectar si los clientes bebieron demasiado. Además, Rawls aseguró que Galindo no garantizó que el estacionamiento estuviera libre de objetos que puedan representar una amenaza para los clientes ebrios (como lo es un pozo en el lugar que lo hizo caer de forma estrepitosa).

En ese sentido, Rawls recibió un total de 5,5 millones de dólares después de que el tribunal resolviera a su favor de las cinco demandas por varios cargos, incluida responsabilidad de predios, negligencia y daños ocasionados por conductas criminales previsibles.

Temas relacionados: