Mundo Jueves, 26 de abril de 2018

Le dieron perpetua al danés que desmembró a una periodista sueca

El ingeniero autodidacta Peter Madsen fue condenado por abusar, torturar, matar y descuartizar a Kim Wall en su submarino. Afirmó que se trató de un accidente.

El inventor danés Peter Madsen fue condenado a cadena perpetua por un juzgado de Copenhague, que lo consideró culpable de matar, torturar y descuartizar a la periodista sueca Kim Wall en su submarino el pasado 10 de agosto, en uno de los crímenes más macabros en la historia reciente de Dinamarca.

El ingeniero autodidacta, de 47 años, fue declarado culpable por un jurado del tribunal de Copenhague del asesinato con premeditación de Wall, de 30 años, así como de haber abusado sexualmente de ella y de haber descuartizado su cuerpo antes de tirarlo al mar.

El condenado asegura que se trató de un accidente y anunció que recurrirá el fallo, que escuchó de pie, antes de sentarse junto a su abogado, visiblemente afectado.

El caso, único en los anales judiciales de Dinamarca, donde Madsen se convirtió en el 15° condenado a cadena perpetua en la última década, causó un fuerte revuelo mediático en el reino.

Pese a la batalla de expertos, la falta de pruebas tangibles y el avanzado estado de descomposición del cuerpo de Kim Wall, que no ayudó a determinar las causas de su muerte, la juez y los dos jurados atendieron el pedido de la fiscalía, considerando que los elementos contra el acusado bastaban para establecer su culpabilidad.

"El tribunal establece que el cuerpo de la víctima presentaba signos de traumatismo, ocurrido cuando estaba viva, y lesiones infligidas en el momento de su muerte o poco tiempo después", declaró la juez.

El tribunal falló que hubo premeditación, basándose en que Madsen había llevado a su submarino una gran cantidad de objetos innecesarios en un submarino como una sierra, cintas de plástico y un desatornillador eléctrico muy afilado.

El inventor, subraya el juicio, invitó a varias mujeres a subir solas a su submarino antes del 10 de agosto, pero ellas rechazaron hacerlo, y que estaba obsesionado con películas en las que aparecen mujeres empaladas, ahorcadas o decapitadas.

La decisión del jurado llegó tras 11 días de audiencia que revelaron detalles sobre las fantasías sexuales del acusado con mujeres torturadas y decapitadas.

Madsen admitió que desmembró el cadáver de la periodista Kim Wall y que lanzó sus restos al agua, un crimen pasible de seis años de cárcel, pero negó haberla matado.

Pero para el fiscal Jakob Buch-Jepsen, Madsen mató a Wall como parte de una fantasía sexual macabra e intentó "crear el crimen perfecto".

Madsen fue descrito por psiquiatras como un "perverso polimorfo" con "características psicopáticas" que presenta además un "riesgo elevado" de reincidencia. En su país era conocido por sus ambiciosos proyectos para fabricar cohetes y por ser un aficionado de los viajes al espacio.

Los restos del cuerpo desmembrado de Wall fueron recuperados de las aguas en las semanas siguientes a su muerte.