Mundo Jueves, 25 de octubre de 2018

La esposa de Geoffrey Rush lloró al negar acusaciones

La esposa de Geoffrey Rush contó el miércoles con lágrimas en un tribunal de Sydney cómo el actor lloró y se acurrucó en posición fetal tras denuncias de que se había comportado de manera inapropiada con una actriz.

El propio Rush también admitió en la corte que habría descrito a su compañera de reparto Eryn Jean Norvill como "yummy" (rica), pero negó que el comentario hubiese estado acompañado de gestos vulgares.

La esposa de Rush, Jane Menelaus, también actriz, lloró al declarar como testigo en la Corte Federal de Sydney, donde su esposo laureado con un Oscar está demandando al editor del diario Daily Telegraph de Sydney y su periodista Jonathon Moran por difamación.

El artículo publicado por el Telegraph el pasado noviembre se refirió a una denuncia de que Rush se portó de manera inapropiada con su coprotagonista — que más tarde se reveló era Norvill — durante una producción del Sydney Theatre Company de Rey Lear en 2015-2016.

Menelaus dijo que Rush la abrazó y lloró tras ver el primero de dos artículos del Telegraph y dijo, "Esto lo ha destruido todo".

Se volvió inusitadamente callado, estaba "bastante fetal por momentos en la cama", no podía dormir y gemía todas las mañanas, dijo Menelaus en la corte.

"Por 11 meses hemos estado yendo en círculos, tratando de entender por qué alguien nos odiaría tanto", expresó en el tercer día de la audiencia.

Rush, de 67 años, niega las acusaciones en su contra y argumenta que el periódico lo pintó como un pervertido y un depredador sexual.

La editora del diario, Nationwide News, y Moran sostienen que han dicho la verdad y Norvill, quien no habló con Moran para los artículos, ha acordado presentar evidencia.

Rush, durante un interrogatorio previo el miércoles, dijo que quizás le dijo a Norvill que se veía "rica" durante unos ensayos, pero niega versiones de que lo hizo mientras se lamía los labios, sacaba la lengua o hacía gestos de manoseo frente a su torso.

"Rica tiene cierta connotación porque estamos a punto de entrar en — la mayoría de nuestras escenas juntos serán muy dramáticas y desgarradoras, este es un buen comienzo", dijo Rush en respuesta a una pregunta del abogado defensor Tom Blackburn.

Negó insinuaciones de que le tocó la parte baja de la espalda a Norvill bajo la camisa entre bambalinas y que le tocó deliberadamente o rozó sus pechos con los dedos durante una escena en la que la cargaba.

Norvill interpretó a Cordelia, la hija del personaje protagónico de Rush, y en esa escena él cargaba su cuerpo tras su muerte.

Rush dijo que en ese momento quiso "sentir la silueta o el halo de su torso... que ya no está viva", pero que cuando la acarició "no fue a la altura de los senos, fue a nivel del torso".

Menelaus dijo que su esposo estaba "totalmente desconcertado" de lo que alguien pudo decir de él al enterarse de que el Telegraph publicaría su primera historia sobre los alegatos.

Dijo que el actor buscó constantemente en internet qué decía la gente sobre él, y que le preocupaba que sus hijos adultos creyeran los artículos y no lo quisieran como antes.

Se estima que el juicio ante el juez Michael Wigney durará 13 días.

Más noticias