Mundo Lunes, 19 de febrero de 2018

Israel: la falta de agua es un problema

Las reservas de agua natural de Israel se están acabando. Ello sucede a pesar del aumento en el uso de agua desalinizada y de aguas residuales purificadas, según revela un informe del Ministerio de Protección Medioambiental israelí. La falta de lluvia y el aumento del consumo en ciertas zonas del país amenazan la reserva hídrica, una situación que los expertos consideran "preocupante", según los datos del informe ministerial, que recoge el diario Haaretz.

Y ello pese a que hace dos décadas las reservas de agua natural iban destinadas en un 77% a la producción agrícola y el consumo doméstico, mientras que hoy se ha conseguido que solo un tercio de ese consumo proceda de recursos hídricos naturales y el resto venga de agua de mar desalinizada o aguas residuales tratadas.

El informe advierte también de que las aguas costeras de Israel se utilizan cada vez más para la producción de energía, para trabajar en la pesca o para infraestructuras portuarias, lo que podría estar dañando la ecología marina.

Dejanos tu comentario