Mundo Miércoles, 2 de mayo de 2018

Indignación por el asesinato de diez periodistas en Kabul

Diez periodistas murieron tras ser blanco "deliberado" de un ataque Kabul, según la ONU, y once niños perdieron la vida en el sur de Afganistán.

La comunidad internacional mostraba su indignación por la negra jornada de la en Afganistán, donde 10 periodistas murieron tras ser blanco "deliberado" de un ataque Kabul, según la ONU, y once niños perdieron la vida en el sur del país.

La capital afgana se vio sacudida el lunes por un doble atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico que dejó al menos 25 muertos, incluidos nueve periodistas. Entre ellos el jefe del servicio fotográfico de la AFP en Kabul, Shah Marai, de 41 años.

Horas más tarde, un reportero afgano de la BBC fue abatido en un tiroteo en Jost (sudeste).

El primer ataque de Kabul estuvo dirigido contra la sede de los servicios de inteligencia afgano (NDS). En el segundo, un kamikaze que portaba una cámara se hizo estallar en medio de los periodistas que habían acudido a cubrir el ataque, según la policía.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) dijo que se trataba del ataque más mortífero contra la prensa desde la caída de los talibanes, en 2001.

Entre las víctimas había periodistas de Radio Free Europe, de la televisora afgana Tolo News y de 1TV.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó su "indignación" tras el doble atentado, que también provocó 49 heridos.

"La selección deliberada de periodistas en el ataque resalta, una vez más, los riesgos que enfrentan los profesionales de los medios", afirmó el máximo dirigente de la ONU.

En el tercer ataque, once niños murieron y 16 personas resultaron heridas, incluidos militares rumanos y afganos, cuando otro kamikaze hizo estallar su coche bomba contra un convoy de la OTAN en la provincia de Kandahar (sur). "Éstas son las cosas normales de personas que no pueden ganar en las urnas: se vuelcan hacia las bombas", reaccionó el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, en referencia a las elecciones legislativas que deben celebrarse en octubre en Afganistán, con tres años de retraso.

El secretario de Estado Mike Pompeo también condenó estos ataques "bárbaros y sin sentido".

"El dinámico paisaje mediático que se desarrolló en Afganistán se mantendrá, en gran parte gracias a esos periodistas y profesionales de los medios que murieron", señaló.

Más noticias