Mundo Jueves, 26 de abril de 2018

"In your face": Macron se distanció de Trump en Estados Unidos

En el Congreso de ese país, el francés defendió el multilateralismo, el cambio climático y rechazó guerras comerciales.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dejó claros sus contrastes con su par de Estados Unidos, Donald Trump, en un discurso ante el Congreso en Washington que incluyó una contundente defensa del multilateralismo y de la lucha contra el cambio climático, y un rechazo de las guerras comerciales.

Un día después de hacer gala de su cercana relación con Trump en una serie de reuniones y una cena de Estado, Macron quiso subrayar que no comparte algunos puntos clave de la filosofía del presidente estadounidense, como su tendencia al aislacionismo y su escepticismo respecto a los pactos multilaterales.

"Cerrar la puerta al mundo no parará la evolución del mundo", advirtió el francés en un discurso ante el Congreso estadounidense, en el último día de su visita de Estado a Estados Unidos.

Macron rechazó rotundamente el "aislacionismo" y la "ilusión del nacionalismo" como respuestas a los retos y miedos derivados de la globalización y el terrorismo, y apostó en cambio por reformar el orden mundial establecido tras la Segunda Guerra Mundial, a la vez que preservar el papel de instituciones como la ONU y la OTAN.

"Podemos construir el orden mundial del siglo XXI basándonos en un nuevo tipo de multilateralismo, un multilateralismo más eficaz, transparente y centrado en resultados, más fuerte", argumentó.

"Esto requiere, más que nunca, la participación de Estados Unidos, porque su papel fue decisivo a la hora de crear y salvaguardar el mundo libre de hoy. Estados Unidos es el que inventó este multilateralismo. Ustedes son los que ahora tienen que ayudar a preservarlo y reinventarlo", recalcó el presidente francés.

Macron se refirió además a uno de los temas que más han tensado la relación entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE): la decisión de Trump de anunciar, a mediados del año pasado, la retirada de su país del Acuerdo de París sobre cambio climático.

"Estoy seguro de que algún día, Estados Unidos volverá al Acuerdo de París", pronosticó, algo que desató una gran ovación en la bancada de la oposición demócrata. Se mostró convencido de que el desacuerdo sobre el Acuerdo de París será "de corto plazo", porque "a largo plazo habrá que afrontar" el efecto de la actividad humana en el clima. "Afrontémoslo: no hay planeta B", subrayó.

También alertó contra las "guerras comerciales", en una referencia a la voluntad de la UE de que Trump convierta en permanente la exención temporal que el líder estadounidense ha concedido al bloque europeo y a otros aliados para no aplicarle, de momento, sus aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

"Una guerra comercial no es coherente con nuestra misión. Lo único que conseguirá es destruir empleos, aumentar los precios y la clase media tendrá que pagar por ello", argumentó Macron.

Macron, insistió y en que Estados Unidos debe abrirse a negociar un nuevo acuerdo multilateral con Irán para mitigar el riesgo de una "potencial guerra" en caso de que Trump, decida abandonar el pacto nuclear de 2015. Garantizó que, haga lo que haga Trump, Francia "no abandonará" el acuerdo firmado en 2015 con Irán y otras potencias, y dijo estar comprometido a asegurar que el país persa "nunca" obtiene un arma nuclear.