Mundo Jueves, 15 de febrero de 2018

Impacto en Bolivia por el atentado con dinamita en el Carnaval de Oruro

Las autoridades bolivianas aseguraron que la explosión causante de la muerte de cuatro personas este martes en Oruro, sur de Bolivia, fue un atentado perpetrado con dinamita.

Se emplearon "aproximadamente más de tres kilos de dinamita", dijo el comandante general de la Policía, Faustino Mendoza. La detonación mató a cuatro personas e hirió a otras nueve.

Las calles de esta ciudad que recibió a miles de personas el fin de semana para asistir a su pintoresco carnaval se vaciaron rápidamente tras la explosión mientras efectivos del Ejército se adueñaron de este centro minero de 500.000 habitantes.

El sábado, otra explosión había dejado un saldo de ocho personas muertas y una veintena de heridos.

Por el momento, el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, aseguró que las autoridades manejan la hipótesis de la explosión de una garrafa de gas licuado de un vendedor callejero de comida rápida.

Sin embargo, en su cuenta Twitter, el presidente Evo Morales expresó sus dudas de que una garrafa de gas licuado haya podido causar tanto daño y ordenó a la policía y las fuerzas armadas tomar acciones precautorias.

Al presidente le sorprende la "magnitud de la explosión" y el hecho de "que no se hayan encontrado restos de la garrafa" de gas.

"La investigación ayudará a despejar este tipo de dudas", aseguró en Morales, que se enfrenta a una oposición creciente de la población por su intención de postular a un cuarto mandato el próximo año -hasta el 2025- tras una decisión de la justicia que le dio vía libre pese a que la Constitución lo prohíbe.

El presidente ya había perdido un referendo en febrero del 2016 en el que la mayoría de los bolivianos rechazaron su intención de repostularse a la presidencia tras diez años en el poder.