Diario Uno Mundo antes de morir
Último deseo

Hizo nacer antes a su bebé para que el papá con cáncer lo pueda conocer

Una mujer adelantó el parto de su bebé para que su esposo, con un cáncer terminal, pudiera conocerlo antes de morir. Le faltaban 3 semanas para nacer

Por UNO

(Editado por Pablo González) Una mujer adelantó el parto de su bebé para que su esposo, con un cáncer terminal, pudiera conocerlo antes de morir. Faltaban tres semanas para la fecha de parto de su segundo hijo y tomaron una importante decisión.

beb.jpg

La historia de Haley Parke conmovió al mundo entero. Por medio de su cuenta de Facebook dio a conocer que tuvo que adelantar el parto de su bebé para que el padre, que tiene cáncer terminal, pudiera conocerlo y estar un rato con él antes de morir. “Vengo a todos ustedes con una noticia que es la más alegre, pero también la más sombría”, empezó diciendo.

Te puede interesar: Un tratamiento experimental contra el cáncer logró remisión completa en 18 pacientes desahuciados

En su posteo, Haley contó que el pasado el 2 de diciembre, su esposo Jb y ella le dieron la bienvenida a su segundo hijo. “Este bebé entró al mundo de la manera más valiente y mágica, con un milagro muy grande que cumplir en poco tiempo. Recibimos la noticia de que su pronóstico de 6 meses ahora se estaba convirtiendo en cuestión de días”, describió.

Faltaban tres semanas para la fecha de parto de su segundo hijo y tomaron una importante decisión. “Mi esposo y yo sabíamos que pedir una inducción era lo correcto. Sin dudarlo, el equipo de médicos de la UCI se comunicó con el jefe de los médicos de parto de alto riesgo. Me ofrecieron una inducción tan pronto como estuve lista”, complementó Haley.

“Le di un beso de despedida a mi dulce esposo y le dije que fuera fuerte y que se aferrara a mí y al bebé; él dijo que lo haría. Comenzamos el proceso de inducción el miércoles por la noche con la esperanza de un parto rápido y un parto vaginal”, siguió.

Te puede interesar: Teragnosis, la esperanza en la lucha contra el cáncer de próstata

Pero esos planes cambiaron en un instante cuando un equipo de médicos entró en su habitación el jueves a las 8 de la mañana con la noticia de que su esposa estaba disminuyendo rápidamente y era cuestión de unas pocas horas para que su cuerpo dejara de responder. Tuvo a su bebé en brazos. “Me lo dieron para un beso rápido, y luego un equipo de médicos y enfermeras lo subieron 2 pisos y lo colocaron sobre el pecho de su papá”, expresó.

Temas relacionados: