Mundo Martes, 13 de diciembre de 2016

Hay niños están atrapados bajo fuego en Aleppo, Siria

Las fuerzas del gobierno sirio se preparaban el martes para el último tramo de su ofensiva sobre Aleppo y para tomar los últimos reductos rebeldes de la ciudad, mientras la comunidad internacional y agencias de ayudas hicieron un llamado a proteger las vidas de los miles de civiles que no tienen "un lugar seguro al que huir" y para que no se cometan atrocidades en el enclave.

Decenas de niños no acompañados por adultos se encontraban atrapados en un edificio bajo fuego en Aleppo, advirtió la agencia de la ONU para la infancia, y reclamó su inmediata evacuación del enclave rebelde.

UNICEF dijo en un comunicado que habría un centenar de niños en el edificio.

El director regional de UNICEF, Geert Cappelaere dijo que es "hora de que el mundo se ponga de pie por los niños de Aleppo y ponga fin a su pesadilla".

En la víspera el ejército sirio anunció que recuperó el control del 99% del bastión de la oposición en el este de Aleppo, indicando el final inminente del dominio rebelde en esa parte de la ciudad, que controlaba desde hace cuatro años.

La reconquista de la ciudad de Aleppo, dividida desde 2012 en una zona gubernamental y otra rebelde, sería la mayor victoria del presidente Bashar Assad hasta el momento en la guerra civil. Durante años, se consideró que la ciudad era una puerta de enlace entre Turquía y Siria.

Pero una victoria de Damasco en Aleppo no cerrará el conflicto. Importantes partes de Siria siguen fuera del control del gobierno y grandes porciones del país son ahora terrenos devastados. Más de un cuarto de millón de personas perdieron la vida en más de cinco años de conflicto.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) instó el martes a los bandos enfrentados en Aleppo a proteger a la población civil. Miles de personas que no participan de la violencia "no tienen literalmente un lugar seguro al que huir", dijo en un comunicado.

"Para que esto suceda, pedimos a las partes que pongan la humanidad por delante de sus objetivos militares", dijo la responsable de la Cruz Roja en Siria, Marianne Gasser, que está actualmente en Aleppo. "Estamos listos para supervisar la puesta en marcha de cualquier acuerdo mutuo que ponga en primer lugar a los civiles. No podemos insistir lo suficiente en esto: debe suceder".

La oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas dijo el martes que recibió reportes de 82 civiles muertos a manos de fuerzas progubernamentales que entraron a zonas rebeldes. Entre los fallecidos, hay 11 mujeres y 13 niños de cuatro vecindarios, explicó el vocero de la agencia, Rupert Colville, en Ginebra.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo el lunes en la noche que está alarmado por los reportes de atrocidades cometidas contra un gran número de civiles, entre los que hay mujeres y niños, en las últimas horas en Aleppo. Aunque subrayó que la ONU no pudo verificar estas informaciones de forma independiente, el responsable transmitió su enorme preocupación a los dos bandos.

Ban recordó además que la ONU obliga a ambas partes a proteger a los civiles y a cumplir las leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos, agregando que esto "es responsabilidad especialmente del gobierno sirio y sus aliados".

En Moscú, el principal aliado de Assad en la guerra, el Ministerio de Defensa dijo también el martes que las fuerzas de Damasco controlan ahora "más del 98% " de Aleppo y que los rebeldes mantienen un vecindario de unos 3 kilómetros cuadrados (1,16 millas cuadradas).

Activistas de la oposición siria denunciaron que las fuerzas de Assad están practicando asesinatos sumarios de rebeldes en las calles de los barrios tomados el lunes. Damasco negó las acusaciones, que calificó de "un intento desesperado" para intentar ganar simpatías a nivel internacional.

El viceprimer ministro de Turquía, Numan Kurtulmus, pidió un alto el fuego inmediato y, si es demasiado tarde, instó a la comunidad internacional, a los países europeos, a los de la región y a Ankara que organicen un convoy de ayuda internacional para las personas necesitadas en Aleppo.

Más noticias