Mundo Viernes, 17 de agosto de 2018

Génova entierra a sus muertos mientras crece la polémica

Los funerales solemnes están previstos el sábado en el centro de exposiciones de esa ciudad italiana.

Italia se dispone a enterrar a las decenas de muertos en la tragedia de Génova en medio de una creciente polémica, mientras este viernes continuaba la búsqueda de desaparecidos bajo los escombros del puente derrumbado.

Los funerales solemnes están previstos el sábado en el centro de exposiciones de Génova, con una misa celebrada por el arzobispo de Milán en presencia de las autoridades del Estado, entre ellas el presidente Sergio Mattarella.

Una ceremonia que puede ser muy incómoda para las instituciones italianas: según La Stampa, las familias de 17 de las 38 víctimas mortales prefieren abstenerse y siete familias aún no han tomado ninguna decisión.

"Es el Estado quien ha provocado esto, que no muestren sus caras. El desfile de políticos es vergonzoso" reaccionó en un diario Nunzia, madre de un joven fallecido.

"Mi hijo no se convertirá en un número en el catálogo de muertos causado por los incumplimientos italianos" reaccionó por su parte en las redes sociales Roberto, padre de otro joven. "No queremos una farsa de funeral, sino una ceremonia en casa, en nuestra iglesia de Torre del Greco", de donde es originaria la familia, aseguró.

En una capilla ardiente, las familias, que se encontraban delante de los féretros cubiertos de flores, velaban el viernes por sus muertos. Una de ellas estaba reunida delante de un ataúd y dejaba mensajes escritos a mano encima suyo.

Los socorristas buscan aún a entre 10 y 20 desaparecidos que podrían haber pasado por el viaducto y de los que no se tiene noticia desde el derrumbe. El balance oficial sigue siendo de 38 muertos y 15 heridos.

Diez de los heridos todavía se encontraban este viernes ingresados en hospitales, seis de ellos en un estado grave, informó la prefectura en un nuevo balance.

"Las búsquedas prosiguen con la demolición y evacuación de grandes bloques del viaducto desplomado, para hallar a los desaparecidos", indicaron este viernes los bomberos.

Según la prefectura, un millar de personas siguen trabajando en el lugar de la tragedia, entre ellas 350 bomberos.

Los equipos de rescate ya consiguieron sacar las ruinas de una parte del río Polcevera y de las vías del tren situadas justo debajo de la parte del puente que se hundió, explicó la prefectura.