En la Plaza de España

Francisco lloró al pedirle a la Virgen que haya paz en Ucrania

En el monumento de la Inmaculada Concepción y ante una multitud, el papa Francisco se emocionó al pedirle a la Virgen que "el amor venza al odio" y haya paz en Ucrania

Por UNO

La voz del Sumo Pontífice comenzó a temblar cuando mencionó a los ucranianos y tuvo que detenerse, incapaz de hablar durante unos 30 segundos mientras le temblaba la cabeza. Cuando reanudó la oración su voz se quebró, indica un cable de la agencia de noticias Reuters.

La multitud, incluido el alcalde de Roma, Roberto Gualtieri, que estaba justo al lado del Sumo Pontífice, aplaudió cuando se dieron cuenta de que no podía hablar y le vieron llorar.

Francisco se quebró durante la tradicional oración a la Virgen a los pies de una estatua durante la fiesta de la Inmaculada Concepción, feriado nacional en Italia.

"Virgen Inmaculada, hoy hubiera querido llevarte el agradecimiento del pueblo ucraniano (por la paz)", dijo antes de verse desbordado por la emoción y tener que detenerse.

Cuando pudo, continuó: "En lugar de eso, una vez más tengo que traerles las súplicas de los niños, de los ancianos, de los padres y madres, de los jóvenes de esa tierra martirizada, que tanto está sufriendo".

►TE PUEDE INTERESAR: Así quedaron los trenes tras el brutal accidente que dejó 150 heridos en España

"Hoy vuelvo a ti junto con el pueblo de esta Iglesia y de esta Ciudad. Y te traigo gracias y súplicas de todos tus hijos, de cerca y de lejos", dijo el Papa frente al monumento rodeado por miles de turistas que llenaron la zona en un día feriado en Italia.

Roma Francisco Inmaculada Concepción.jpg
El papa Francisco estuvo acompañado por una multitud en la Plaza de España, en Roma, durante la oración a la Inmaculada Concepción

El papa Francisco estuvo acompañado por una multitud en la Plaza de España, en Roma, durante la oración a la Inmaculada Concepción

"Te traigo el agradecimiento de los mayores y de los viejos: un gracias que es uno con su vida, tejido de recuerdos, de alegrías y tristezas, de metas que conocen bien haber logrado con tu ayuda, sosteniendo su mano en la tuya", agregó luego Francisco.

El pontífice no se olvidó de mencionar "las preocupaciones de las familias, de padres y madres que a menudo luchan para llegar a fin de mes en casa, y enfrentan el día a día pequeños y grandes retos para seguir adelante".

"Te traigo los sueños y las angustias de los jóvenes, abiertos al futuro pero retenidos por una cultura rica en cosas y pobre en valores, saturada de información y carente de educación, persuasiva en el engaño y despiadada en la decepción", agregó el Papa, quien -como es costumbre- también dejó una canasta de rosas blancas a los pies de la columna de 13 metros que sostiene la famosa estatua de la Inmaculada Concepción, levantada para recordar el dogma definido el 8 de diciembre de 1854 por Pío IX.

Desde que Rusia invadió a su país vecino en febrero, el Papa mencionó a Ucrania en casi todas sus apariciones públicas y se mostró cada vez más crítico con Moscú.

►TE PUEDE INTERESAR: Elon Musk, el dueño de Twitter, advirtió que teme por su vida

El Papa había comparado el miércoles la guerra en Ucrania con una operación nazi que mató a unos dos millones de personas, en su mayoría judios, en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial.

El Papa Francisco llora ante la Inmaculada por el sufrimiento de Ucrania

Después de leer la oración del jueves en la estatua cerca de la Plaza de España, Francisco saludó a la gente en la multitud, incluidos los periodistas.

Cuando una de las periodistas le dijo a Francisco que lo había visto emocionado, él respondió: "Sí. (La guerra en Ucrania) es un sufrimiento enorme, enorme. Una derrota para la humanidad".